miércoles, enero 18, 2006

Reflexión de la semana: 18/01

¡Hola a todos! Antes de dejarlos con la reflexión de la semana, quería darles las gracias a todos los que se toman un poco de su tiempo para leerme y dejarme comentarios. Muchísimas gracias a todos los que me visitan regularmente y a todos los nuevos lectores que aparecieron con el nuevo año. Sin ustedes, todas estas tonterías que escribo no tendrían sentido, además, con tantos lectores a uno le dan más ánimos de escribir y seguir echándole ganas al blog. Ahora, dejando el sentimentalismo a un lado, los dejo con la Reflexión de la semana...


“Con sentimiento amargo pero en el fondo también aliviada, Rosa Schwarzer siente que ha vuelto a sumirse en la grisalla de su vida, y se encuentra bien, como si hubiera comprendido que después de todo no sabes –lo diré con las palabras del poeta- si en realidad las cosas no son mejores así: escasas a propósito. Tal vez sean mejor así: reales, vulgares, mediocres, profundamente estúpidas.”

Suicidios ejemplares, Enrique Vila-Matas

5 comentarios:

La Hija de Zeus dijo...

No todo puede estar dado en abundancia.. eso le quitaria el sabor a las cosas..

Lycette Scott dijo...

Hello, te quería mandar un correo pero me dí cuenta de que tu dirección no está por todo esto, por fa déjamela en mi blog o escríbeme a scott.lycette@gmail.com para mandarte algo que escribí hoy y que podría gustarte...

SunriseTkila4Two dijo...

Hola! Opino igual, mejor asi, que las cosas sean escasas a proposito, asi disfrutamos mas lograrlas!
Saludos californianos!

Rafa dijo...

Pero después de todo, no sabemos
si las cosas no son mejor así,
escasas a propósito... Quizá,
quizá tienen razón los dias laborables.

Tu y yo en esta lugar, en esta zona
de luz apenas, entre la oficina
y la noche que viene, no sabemos
O quizá, simplemente, estamos fatigados
(J. Gil de Biedma)

Rafa dijo...

Pero después de todo, no sabemos
si las cosas no son mejor así,
escasas a propósito... Quizá,
quizá tienen razón los dias laborables.

Tu y yo en esta lugar, en esta zona
de luz apenas, entre la oficina
y la noche que viene, no sabemos
O quizá, simplemente, estamos fatigados
(J. Gil de Biedma)