domingo, febrero 26, 2006

Reflexión de la semana: 26/02

"Nuestro paso por la vida está profusamente sembrado de tan tristes memorias, a las que acudimos con melancolía siempre que nos resulta imposible hallar el modo de afrontar con coraje nuestra labor entre los vivos."
James Joyce, Dublineses

miércoles, febrero 22, 2006

Ya pasó un mes...

¡Hola a todos! Increíble pero cierto, ya terminé de escribir Suicidios C.A. Muchísimas gracias a toda la gente que me ha apoyado con este proyecto y a ustedes, mis fieles lectores, por darme ánimos con sus comentarios. Sólo espero poder retribuirles tanto apoyo subiendo, algún día, en internet éste y mi primer cortometraje para que todos lo vean. Así conocerán cual es el motivo de mis prolongadas ausencias por estos lados... En teoría, espero empezar -y terminar, si Dios quiere- de filmar en estas vacaciones. Todo depende de como salgan las cosas y de los obstáculos que tenga.

Sabemos que "el tiempo pasa volando", pero sólo en situaciones como ésta se puede apreciar la verdadera rapidez del mismo. Ya pasó un mes desde la muerte de mi abuela y los días pasaron en un abrir y cerrar de ojos. Parece que fue ayer cuando estaba en la funeraria velándola y, sin darme cuenta, resulta que ahora estoy sentado frente a mi computadora escribiendo este post ¿Cómo podría resumir lo que ha sucedido en este mes?, está difícil esa pregunta. Las cosas han sido muy agitadas para mí y justo cuando más quería detenerme, me tocó seguir adelante. Obligaciones como terminar la universidad, escribir el guión y apoyar a mi familia, me han ayudado, de forma indirecta, a sobrellevar el dolor.

Aunque todo ha vuelto a la "normalidad", todavía no me acostumbro al día a día. Los lugares, la gente, la comida: todo sigue igual, pero hay algo extraño en el ambiente. Es raro ver como pierdes a un ser querido y al día siguiente tienes que levantarte y seguir con tu rutina como si nada hubiese sucedido. Para bien o para mal, el tiempo no se detiene cuando pierdes a alguien: el sol sigue saliendo, los profesores te miran igual, tus amigos cumplen años y todo parece marchar como si nada hubiese cambiado. Uno puede sentirse solo, estancado y perdido, pero la vida te obliga a seguir adelante. Así, empujado por responsabilidades y sin que uno se dé cuenta, volvemos a entrar en la rutina. Lo que nos aturde es que nos levantamos a la misma hora, hacemos lo de siempre y, aunque todo parezca igual, siempre habrá algo diferente: un algo que nunca podrémos cambiar. Al principio parece insoportable, ese aire extraño en el ambiente nos aturde y persigue, pero poco a poco empezamos a lidiar con él, hasta convertirlo en parte de nuestra vida. De esta forma, esa grieta oscura e insondable que se abre en nuestra alma, poco a poco se va convirtiendo en una cicatriz con la cual aprendemos a vivir...

Todos estamos concientes de lo sorpresiva de la muerte y, aunque nadie quiere que le llegue su hora, lo cierto es que la parca está allí: esperándonos en 5 segundos o 50 años. Sí, es aterrador verlo de esa forma, pero así es la vida. Algún día moriremos y el mundo no se parará por esto. La vida es efímera y sólo cuando perdemos a alguien nos damos cuenta de dicha realidad. De más está decirles que vivan cada día como si fuese el último, como bien dijo el poeta: La muerte es la máxima libertad y, al mismo tiempo, la máxima prisión.

sábado, febrero 18, 2006

domingo, febrero 12, 2006

El fin del mundo en fotos

¡Hola a todos! Por fin, ya estoy libre. Sólo tengo que ir a la universidad una vez más, a firmar una nota, y au revoir a los estudios hasta el 3 de abril -si, soy un suertudo. Ese mes y algo de vacaciones no será para vaguear, pues filmaré mi segundo cortometraje. Ya me falta poco para terminar el guión, así que estas vacaciones serán dedicadas al corto y al blog. Por cierto, muchas gracias a la gente que se tomó la molestia de contestar mis 25 preguntas -o parte de ellas-; la próxima vez intentaré hacer 15 o 10 a ver si todos se animan a responder. Ahora, dejando el protocolo a un lado, entremos en materia...

Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a la exposición de The world press photo 05. La muestras consistía en varias fotos, tomadas por periodistas, sobre distintos temas -deportes, conflictos bélicos, la problemática en algún país, entre otros. En ellas, además de observar magníficas composiciones, podemos ver muchísimos matices de nuestro convulsionante planeta: competencias de natación, un show de travestís en Cuba, un niño molesto por llegar de cuarto lugar, una hermosa aurora boreal, una invasión de langostas y los horrores de la guerra. Así, en una simple muestra de fotos, podemos tener una visión global de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Todos sabemos que hay hambre en algunos países, que hay guerras en otros y que muchas personas son maltratadas a diario; pero nunca será lo mismo saber que ver, por eso acá les dejo un par de fotos de la exposición. Son imágenes fuertes, lamentablemente, así es nuestro mundo y sólo al observar este tipo de cosas es que uno puede llegar a sensibilizarse. En mi opinión, el fin del mundo -lejos de ser un cataclismo, un meteorito o un estallido nuclear- es nuestro día a día. La indiferencia de todos por lo que sucede a nuestro alrededor es el gatillo que a diario le quita la vida a cientos de personas...



















































Esta pequeño demo de la muestra no es nada comparado con la exposición completa. Sólo me queda invitar a la gente que viva en Caracas para que vayan al Trasnocho -ubicado en el Centro Comercial Paseo las Mercedes- y vean la muestra de The world press photo 05. El mundo no es únicamente dolor y sufrimiento, también hay cosas lindas como el amor y la bondad. Lo que nadie puede negar es que, hoy en día, lo que predominan son las malas noticias. Muerte, dolor y sufrimiento inundan nuestros noticieros y periódicos. ¿Quién tiene la culpa?, varios podrían dar una lista enorme de nombres. Lo cierto es que nadie tiene la culpa, pues la responsabilidad del mundo es de todos. Hay algo peor que la maldad y el odio, eso es La indiferencia, y gracias a ella es que suceden este tipo de cosas. Mientras que todos estemos enfrascados en la rutina, pendientes de nuestros asuntos e ignorando a los demás, cosas como estas serán nuestro día a día... así el mundo llegará a su final y, probablemente, estaremos tan ocupados de nuestros asuntos que nadie lo notará.

domingo, febrero 05, 2006

20 preguntas sobre las modas del siglo XXI

Siguiendo con la línea de Preguntas -que inicié con 25 preguntas sobre las relaciones del siglo XXI-, ahora le toca el turno a un tema que nos compete a todos: ¿vivimos de la moda? Muchos contestarían con un "no" rotundo, pero cuando analizamos a fondo podemos darnos cuenta de una oscura verdad: todos, en algún ámbito de nuestra vida, hemos sido y somos víctimas de la moda. Para entender esta afirmación hay que ver a la moda como un término universal que no se limita sólo a la ropa. Me refiero a un concepto que abarca nuestra forma de hablar, vestir y pensar; además, se extiende hasta alcanzar la literatura, el arte, la música y el cine. De un tiempo para acá, la gente dejó de vivir con la moda para vivir por ella. Se ha vuelto una de nuestras peores enemigas y tiene sus semillas tan arraigadas en nuestra sociedad que, me atrevo a decir, es casi imposible poder determinar que cosa es y que otra no es producto de ella. Para muestra, sólo tenemos que preguntarnos el por qué de muchas cosas...

1) ¿Por qué todo el mundo ha leído El código Da Vinci y, al menos, un libro de Harry Potter, pero casi nadie conoce La metamorfosis de Kafka?

2) ¿Por qué si la mayoría de la gente confiesa odiar el Reguetton todo el mundo lo disfruta y baila en las discotecas?

3) ¿Por qué películas como Titanic, Harry Potter y Troya duran meses en cartelera, pero películas como Dogville, Hero y Kinsey sólo son proyectadas por dos semanas?

4) ¿Por qué todo el mundo se sabe la letra de La gasolina, pero pocos conocen la séptima sinfonía de Beethoven?

5) ¿Por qué todos reconocen el nombre de Paulo Coelho, pero todos se quedan en blanco cuando alguien nombra a Fedor Dostoievski?

6) ¿Por qué todos quieren un Ipod de 60 GB cuando la mayoría de la gente podría vivir con cualquier reproductor de mp3 de 1GB?

7) ¿Por qué todos necesitan unos zapatos Converse o una cartera Louis Vuitton?

8) ¿Por qué a la gente le gusta cantar canciones que están de moda sin saber siquiera qué es lo que dicen?

9) ¿Por qué a todos le dio por organizar su casa u oficina siguiendo el Feng Shui?

10) ¿Por qué todos los best-seller tienen que son los libros de autoayuda o aquellos que muestran alguna conspiración de la iglesia o de los gobiernos poderosos?

11) ¿Por qué ha disminuido la cantidad de gente interesada en tocar violín, pero ha aumentado los que desean tocar guitarra eléctrica o batería?

12) ¿Por qué la gente que se autodenomina anárquica se viste de negro, pero sigue frecuentando cines, centros comerciales y cadenas de comida rápida?

13) ¿Por qué el 70% de la población que se denomina punk, gótica, metaleros o reguettoneros se visten y actúan como los cantantes de la música que escuchan?

14) ¿Por qué todos quieren un celular que tome fotos y grabe video, cuando la mayoría de la gente sólo lo utiliza para llamar o mandar mensajes?

15) ¿Por qué la mayoría de la gente tiene que vivir con la televisión y la radio prendida así no les haga caso?

16) ¿Por qué muchísima gente crea un blog, pero menos de la mitad sigue trabajando en él?

17) ¿Por qué todo el mundo se compró las pulseritas amarillas, pero pocos sabían que era para ayudar a la gente con cáncer?

18) ¿Por qué ya no hay pintores tan buenos como Dalí, Klimt o Picasso?

19) ¿Por qué a todos les dio por abrirse un piercing en algún lado del cuerpo?

20) ¿Por qué muchas personas siguen a líderes comunistas sin antes haber leído algo de Marx, Hegel o Mao Tse-Tung?

"Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables"
Ernesto Sabato

jueves, febrero 02, 2006

Reflexión de la semana: 02/02

¡Hola a todos!, el lunes termino clases legalmente así que, a partir del lunes 6 de febrero, regresaré con todo. Tengo un par de ensayos por terminar y un par de post que de seguro les gustarán. De momento, los dejo con la acostumbrada Reflexión de la semana.

"No creo en el destino, pero no ignoro que en la vida de cada uno de nosotros hay una parte que depende de nosotros y otra depende de los demás. Obsérvese que nosotros somos los demás de los demás"

José Saramago