miércoles, febrero 22, 2006

Ya pasó un mes...

¡Hola a todos! Increíble pero cierto, ya terminé de escribir Suicidios C.A. Muchísimas gracias a toda la gente que me ha apoyado con este proyecto y a ustedes, mis fieles lectores, por darme ánimos con sus comentarios. Sólo espero poder retribuirles tanto apoyo subiendo, algún día, en internet éste y mi primer cortometraje para que todos lo vean. Así conocerán cual es el motivo de mis prolongadas ausencias por estos lados... En teoría, espero empezar -y terminar, si Dios quiere- de filmar en estas vacaciones. Todo depende de como salgan las cosas y de los obstáculos que tenga.

Sabemos que "el tiempo pasa volando", pero sólo en situaciones como ésta se puede apreciar la verdadera rapidez del mismo. Ya pasó un mes desde la muerte de mi abuela y los días pasaron en un abrir y cerrar de ojos. Parece que fue ayer cuando estaba en la funeraria velándola y, sin darme cuenta, resulta que ahora estoy sentado frente a mi computadora escribiendo este post ¿Cómo podría resumir lo que ha sucedido en este mes?, está difícil esa pregunta. Las cosas han sido muy agitadas para mí y justo cuando más quería detenerme, me tocó seguir adelante. Obligaciones como terminar la universidad, escribir el guión y apoyar a mi familia, me han ayudado, de forma indirecta, a sobrellevar el dolor.

Aunque todo ha vuelto a la "normalidad", todavía no me acostumbro al día a día. Los lugares, la gente, la comida: todo sigue igual, pero hay algo extraño en el ambiente. Es raro ver como pierdes a un ser querido y al día siguiente tienes que levantarte y seguir con tu rutina como si nada hubiese sucedido. Para bien o para mal, el tiempo no se detiene cuando pierdes a alguien: el sol sigue saliendo, los profesores te miran igual, tus amigos cumplen años y todo parece marchar como si nada hubiese cambiado. Uno puede sentirse solo, estancado y perdido, pero la vida te obliga a seguir adelante. Así, empujado por responsabilidades y sin que uno se dé cuenta, volvemos a entrar en la rutina. Lo que nos aturde es que nos levantamos a la misma hora, hacemos lo de siempre y, aunque todo parezca igual, siempre habrá algo diferente: un algo que nunca podrémos cambiar. Al principio parece insoportable, ese aire extraño en el ambiente nos aturde y persigue, pero poco a poco empezamos a lidiar con él, hasta convertirlo en parte de nuestra vida. De esta forma, esa grieta oscura e insondable que se abre en nuestra alma, poco a poco se va convirtiendo en una cicatriz con la cual aprendemos a vivir...

Todos estamos concientes de lo sorpresiva de la muerte y, aunque nadie quiere que le llegue su hora, lo cierto es que la parca está allí: esperándonos en 5 segundos o 50 años. Sí, es aterrador verlo de esa forma, pero así es la vida. Algún día moriremos y el mundo no se parará por esto. La vida es efímera y sólo cuando perdemos a alguien nos damos cuenta de dicha realidad. De más está decirles que vivan cada día como si fuese el último, como bien dijo el poeta: La muerte es la máxima libertad y, al mismo tiempo, la máxima prisión.

7 comentarios:

Pansy dijo...

Hola!
Vi que fuiste a visitarme, espero volver a verte por alla.
A veces la muerte te sorprende, otras te avisa y llega, pero lo que no podremos evitar nunca es morir, asi que no hay que pensar en eso y VIVIR!

Lycette Scott dijo...

Bueno, suerte con el proyecto ya terminado, esperemos que de buenos frutos.
Un abrazo corazón

Aleiex dijo...

Vamos Luisillou!! ^___^

SunriseTkila4Two dijo...

Si, cuando mi abuela se fue (nunca digo "se murio" pues para mi la muerte es solo un viaje) yo crei que nada volveria a ser igual y me parecia tan raro ver que en realidad TODO si era igual, mis amigos seguian su vida, yo misma me encontre regresando a la "normalidad" y me sentia hasta triste de pensar que ya parecia que todos se habian olvidado de mi querida abuela, pero me di cuenta que la vida continua, es un ciclo permanente y seguir adelante no quiere decir que ya no amamos a ese ser que ya no esta!
Tuve la dicha de redactar la lapida del sitio donde yace mi abuelita y mande escribir "No desaparece lo que muere, sino lo que se olvida" (me inspiro uno de los "Caballo de Troya" de Benitez, segun sus informaciones, es lo que estaba escrito en la tumba de Jose, el padre de Jesus).

Espero tengas exito con tu proyecto y sigas adelante!

PS:disculpa lo largo del comment, ya parece post! jejeje

La Hija de Zeus dijo...

Suerte con la filmación!!
Nadie tiene la vida comprada.. es asi!!
Un abrazote y suerte

akane dijo...

AKi estoy..porsia dices keno vengoo

pero hoy no tengo imaginacion u.u

estoy aturdida por algo xD
y no se ke es...

Cuidate pekeño
y suerte con tu film
me debes el corto TT

te keruuu.
byeee

Loquisiux dijo...

Luisito..Pues no habia comentado en tu blog en mucho tiempo pero lo hare desde ahora nuevamente :) (despues de todo yo fui una de las promotoras en que abrieras uno :$)

Solo puedo decirte que yo pase por esto hace dos años, casi tres y si, el tiempo pasa volando y sin embargo el sentimiento "extraño" nunca te abandona porque ese ser querido nunca lo hara y siempre pensaras en el, lo extrañaras y querras que este de nuevo contigo, lo importante es saber dejarle su espacio limitado y no dejar que impida nuestro progreso y avance, un besote y un abrazote..

Isiux :)