domingo, diciembre 24, 2006

Recibir y dar: las 2 etapas de la navidad

Escribir sobre la navidad, estando en ella, es un poco difícil gracias a la amplia gama de mensajes que rondan por internet en esta época del año: saludos, mejores deseos, reflexiones sobre la fé, ataques al consumismo, aversión hacia las gaitas, traumas infantiles -”Santa nunca me trajo ese triciclo que tanto quería“- y demás. Por mi lado, no vengo a relatarles alguna experiencia particular en estas fiestas decembrinas, al contrario, quisiera compartir con ustedes un síndrome que me ha estado atacando desde la navidad pasada y que parece no separarse de mí en esta fecha actual.


Cuando era pequeño la navidad era la mejor época del año. Esto se debe a la gran cantidad de regalos que recibía del niño Jesús, de mis tíos, primas, abuelos y otros familiares. El tiempo fue avanzando y mis epístolas a Santa se resumieron en sencillas peticiones a mi familia; la ropa, juguetes, videojuegos y chocolates terminaron transformándose en tarjetas con dinero o cheques. Lentamente diciembre dejó de ser emocionante en cuanto a regalos y empezó a mutar en una especie de etapa de bonanza económica para mí… Pero no todo es el cochino dinero y el materialismo, de grande aprendí que esas visitas fastidiosas a primos lejanos y tías solteronas tienen su razón de ser. Entendí que en la navidad las familias se unen, comparten y que, muchísimas veces, sino fuese por esta mentada fecha, probablemente, solo viéramos a nuestros familiares lejanos en alguna boda, bautizo o funeral.


Más allá de haber aprendido a valorar la importancia espiritual o metafísica de esta época, lo que me parece curioso es el como cambian las prioridades para uno… Como dije antes, diciembre era sinónimo de recibir regalos; paradójicamente, desde un par de años para acá, la navidad se ha transformado para mi en una época para dar. Y no es que sea la Madre Teresa de Calcuta, tampoco es que tenga mucho dinero para estar repartiendo regalos a todo el mundo, pero últimamente lo que más me emociona es poder regalarle a la gente que quiero cosas que, aunque no han pedido, sé que les gustaran. Ver la cara de satisfacción de una amiga al comprarle el cd que quería o la de mi madre por un sweater que le gustaba, es algo que muchas veces me llena más que recibir ese libro que yo tanto ansiaba o el juego que moría por jugar. No creo que sea una crisis de la edad, pero apuesto que si es una estado de la “adultez” el esperar la navidad para regalar y no con las metas, un poco infantiles -y sólo por eso no egoístas- de recibir.


Sin ánimos de encadenarme, espero que en estas navidades todos hagan y reciban muchos regalos, que la pasen en familia y, sobre todas las cosas, que recuerden que el valor de esta fecha (sea uno ateo/agnóstico/comunista/whatever) es la unión. Sea comercial o no, sea una mentira o no, cualquier pretexto que sirva para unir un poquito más a la humanidad y hacernos sonreír vale la pena… por eso les deseo a todos una Feliz Navidad n_n-v.


PD: Y gracias a todos los que asistieron al renacimiento de mi blog jeje, ¡Arigato por el apoyo moral!

lunes, diciembre 18, 2006

Despertando, una vez más

“… y si bien es cierto que algunos narcóticos hacen dormir, el mucho dormir es un narcótico más potente, y luego cuesta mucho trabajo despertarse”, escribió Marcel Proust a principios del siglo XX en el segundo tomo de En busca del tiempo perdido. Hoy, casi un siglo después, me valgo de su analogía sobre el sueño para aplicarla a la escritura. Hace unos cuantos meses atrás abandoné mi blog y todos los intentos por volver a escribir en él han sido en vano. No crean que he olvidado este espacio: casi a diario un destello de lucidez me obligaba a regresar, pero ninguna luz era lo suficientemente potente como para justificar mi ausencia y entrar por la puerta grande. Hoy tampoco ocurrió el milagro; al igual que en todas mis noches sigo acá, sentado frente a mi computadora, intentando sacar de mí algo que sea digno de leer. Lo que hace diferente a esta madrugada es una sola cosa: mi voluntad de teclear y de obligarme a retomar el viejo hábito que nunca debí abandonar.


Gracias a Proust estoy aquí, una vez más, despertando de ese largo sueño en el que me sumergí en julio cuando abandoné el blog. ¿Será que todavía me recuerdan?… de ser un “no” la respuesta, tendré que ganármelos de nuevo. De momento no tengo nada importante que anunciarles, el titular de esta noche ya está desactualizado: El pasado 28 de noviembre el blog cumplió de manera no oficial 2 años. Digo no oficial por resumirse la vida de este espacio en un par de meses de inspiración que son sepultados por muchos de abulia. Sí, no soy constante, pero prefiero mi vaivén que el olvido; por esos pequeños meses de iluminación es que sigo acá, tecleando una vez más, por mí, por ustedes y por toda la gente que se ha gastado unos minutos a la semana en leer las 2 o 3 tonterías que escribo. Me despido con la certeza de volver en unos días a luchar contra mis demonios y retomar el ritmo perdido.


El instinto dicta el deber y la inteligencia da pretexto para eludirlo”
Marcel Proust


PD: Gracias por ese comentario tardío Protheus, fueron tus palabras las que le devolvieron (con efecto retardado, claro está) la vida a este espacio… y gracias a Gilberto por recordarme que tengo que desempolvar el blog =p.

lunes, julio 17, 2006

Reflexión de la semana: 17/7/06

¡Hola a todos! Como pueden ver, el sitio está súper crudo. Tanto retraso es por motivos ajenos a mi voluntad; si tuviese todo el tiempo del mundo -y los conocimientos necesarios en html y demás- hace rato hubiese arreglado la página: lastimosamente, la realidad es otra. Fred, es la persona que me ayuda con el diseño y como los dos estamos ocupados en mil cosas (él con trabajo y yo terminando la universidad), pues no hemos podido dedicarnos al nuevo domain. Sólo espero que disculpen la pésima fachada y disfruten la Reflexión de la semana. Ojala y la próxima vez que me lean ya tenga esto mucho mejor. ¡Saludos!

“Y comprendía, ahora, que el hombre nunca sabe para quién padece y espera. Padece y espera y trabaja para gentes que nunca conocerá, y que a su vez padecerán y esperarán y trabajarán para otros que tampoco serán felices, pues el hombre ansía siempre una felicidad situada más allá de la porción que le es otorgada. Pero la grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es. Es imponerse Tareas. En el Reino de los Cielos no hay grandeza que conquistar, puesto que allá todo es jerarquía establecida, incógnita despejada, existir sin término, imposibilidad de sacrificio, reposo y deleite. Por ello, agobiado de penas y tareas, hermoso dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas, el hombre sólo puede hallar su grandeza, su máxima medida en el Reino de este Mundo”.

El reino de este mundo, Alejo Carpentier

domingo, julio 09, 2006

¡Me mudo!

¡Hola a todos! Como cosa rara, volví a perderme del mapa. Por azares del destino pasé toda la semana planeando un viaje y el viernes en la mañana me embarqué en él. Apenas ando llegando y quería comunicarles las nuevas noticias: ¡me mudo! No cambio de apartamento ni me voy del país, me mudo a un dominio propio:

http://www.luisbond.com

De momento no he actualizado nada (salvo pasar los archivos antiguos), pero en estos días publicaré Lo mejor del mes así que espero verlos por allá. Actualicen sus links, avísenle a sus amigos y hagan propaganda =p.

PD: Sé que no viene al caso, sin embargo, necesito decirles que compré una computadora nueva y es Mac. Es la primera vez que las uso así que estoy un poco perdido y quería saber si alguno de ustedes tiene una (o está familiarizado con ellas) para que me oriente =(

lunes, junio 26, 2006

Cuestión de importancia...

Amo a Nicole Kidman. Puede que muchos digan que es una catira "papa sin sal", pero nadie puede negar que es una excelente actriz. Por si fuera poco, tiene un sex appeal medio extraño que me hace amarla en cualquier papel (desde sus desnudos en Eyes wide shut hasta su look de mojigata en The others). Gracias a la prensa, Internet y la televisión, muchos de ustedes sabrán que se casó este fin de semana. Poco me importa su boda. Lo que me sorprendió fue ver como muchos periódicos le dedicaron más de una cuartilla (tanto el sábado como el domingo) a la ceremonia; mientras que, paralelo a esto, en algún lugar remoto de Santos Lugares -un pueblito de Argentina- un viejito cumplió 95 años y nadie escribió siquiera cinco líneas sobre este acontecimiento.

Pero... ¿Qué podría ser más importante: una boda en Hollywood -que están a la orden del día- o que un anciano, casi olvidado por todos, cumplió casi un lustro? Todo depende. Si la noticia es transmitida en Al rojo vivo o en Primer impacto, puede que el viejito tenga su propio segmento junto a Nicole Kidman. En cambio, si es uno de los escritores más importantes de la literatura latinoamericana, es un hecho que nadie lo mencionará. Éste fue el caso de todos los periódicos de ayer y hoy, ya que ninguno tuvo la delicadeza de recordar, que un 24 de junio de 1911 nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, una de las personas más nobles que existen y cuyas letras se han convertido en una leyenda: Ernesto Sabato.

Los que me conocen saben que admiro muchísimo a Sabato; él me enseñó lo que realmente significa ser escritor. Más allá de ser un excelente literato y haber escrito Sobre héroes y tumbas (una de las mejores novelas de la lengua castellana, y no lo digo yo que soy un ignorante en el campo de la literatura, lo dice gente que de verdad sabe de lo que habla), Sabato busca con sus novelas y ensayos crear conciencia sobre nuestro mundo que cada día se cae a pedazos. A sus 95 años, está casi ciego, viviendo en una casita muy humilde en Santos Lugares. Ya no escribe tanto como antes, por su problema de visión de ha dedicado a la pintura más que a la letras. Aún así, se rumorea que planea publicar dos libros. No lo hace por dinero ni por masturbación intelectual, su verdadero compromiso no es con la literatura: es con la humanidad.

Y así, en algo tan trivial como la importancia que se le da a una boda o a un cumpleaños podemos observar que tan jodido está el mundo. No creo que a Sabato le haya importado mucho su omisión en todos los medios de comunicación. El problema es que, por ley de vida, no le debe quedar mucho tiempo y es muy cruel que un escritor (como Bolaño y decenas más) tenga que enlistarse en las filas del más allá para tener dolientes por todos lados ¿Por qué carajo nadie lo homenajeo en vida? ¿Por qué hay que escribir sobre él una vez que esté muerto? No lo sé. Es más, ni debería pensar en tanta parafernalia. Probablemente, cuando Sabato pase a mejor vida sólo cinco líneas serán escritas: una cantidad despreciable para alguien que dedicó toda su vida a escribirle miles de líneas a la humanidad. Un tributo insulso para un escritor que utilizó millones de letras para mover la conciencia y el corazón de todos. Alguien cuya esquela fúnebre, seguramente, será opacada por alguna boda de turno. Pero así es la vida de los héroes -tanto en la literatura como la guerra-: para ser recordados sólo tienen que morir.




martes, junio 20, 2006

¡Lee! Tercer reporte de lecturas

¡Hola a todos! Una vez más, rindo cuentas ante ustedes. Hace 3 meses me embarqué en el reto que propuso mi amigo Alex de leer 50 libros al año; hoy, estando a un cuarto del recorrido, me doy cuenta de lo difícil que será llegar a la meta. Si fuese por mí, leería 100 libros al año, pero la universidad y otras ocupaciones me quitan demasiado tiempo. Hasta ahora voy un poco atrasado con las cuentas, pero no pienso atosigarme ni apurarme ningún libro. Tengo la facilidad de leer corrido por mucho tiempo hasta que por alguna razón deba separarme de la novela, pero tengo la dificultad de no poseer el tiempo para sumergirme en sus páginas. En fin, sea cuesta arriba o no, haré todo lo humanamente posible por superar este reto. Como siempre, invito a todos a que se unan a esta noble causa, no importa que su meta sea 10 o 20 novelas al año, lo que vale son las ganas de alcanzar -y de ser posible, superar- las lecturas que realizamos habitualmente. Para concluir, he decidido agregar una sección de comentarios al reporte -pues ya varias personas me lo habían recomendado- para ver si alguno se anima a leer algún título de los que ya he leído.


Libros leídos: 17/50 (Reto tentativo, pues el próximo mes cambiaré los parámetros de la meta)

El señor de las moscas - William Golding
El viejo y el mar - Ernest Hemingway
Dublineses - James Joyce
La máquina del tiempo - H.G. Wells
Orgullo y prejuicio - Jane Austen
Amuleto - Roberto Bolaño
Bartleby y Compañía - Enrique Vila-Matas
Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick
Fausto - Johann Wolfgang Goethe
1984 - George Orwell
Aura - Carlos Fuentes
Los cachorros - Mario Vargas Llosa
La luna de Fausto - Francisco Herrera Luque
Adiós al siglo XX - Eugenio Montejo
El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte
Soldados de Salamina - Javier Cercas
Con la urbe al cuello - Karl Krispin


Libros en proceso de lectura: 2 (Leo un poemario y una novela a la vez)

La importancia de llamarse Ernesto - Oscar Wilde
Los heraldos negros - Cesar Vallejo (con mi ritmo de "un poema al día", todavía me quedan páginas)


Últimas adquisiciones:

Con la urbe al cuello - Karl Krispin
El conde de Montecristo - Alejandro Dumas
Los tres mosqueteros - Alejandro Dumas
El juego de los abalorios - Hermann Hesse
El péndulo de Foucault - Umberto Eco
Selected Poems - Walt Whitman


Me gustaría leer:

El reino de este mundo - Alejo Carpentier
El abanico de Lady Windermere - Oscar Wilde


Comentarios:

Por razones obvias no escribiré ningún comentario sobre los siguientes títulos:

El señor de las moscas – William Golding (Mejor libro del mes de enero)
Orgullo y prejuicio - Jane Austen (Mejor libro del mes de febrero)
Bartleby y Compañía - Enrique Vila-Matas (Mejor libro del mes de marzo)
1984 - George Orwell (Mejor libro del mes de abril)
El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte (Mejor libro del mes de mayo)

Sobre los otros que he leído:

El viejo y el mar - Ernest Hemingway: Para muchos, una de las mejores novelas de Hemingway; hasta ahora, es lo único que he leído de él. Me gustó mucho, pero presumo que debe tener mejores.

Dublineses – James Joyce: Esta recopilación de pequeños cuentos –o pedazos de realidad-, buscan mostrarnos como vivían los dublineses a principios del siglo XX. Aunque los cuentos no poseen una trama muy atractiva, están tan bien escritos que es una delicia leerlos… Creo que cualquiera que se aventure a leer el Ulises de Joyce, debería comenzar con Dublineses.

La máquina del tiempo - H.G. Wells: Un libro muy entretenido y relajado; ideal para desintoxicarse. No es ciencia ficción pura, como casi todo Wells, el libro tiene sus momentos metafísicos que adornan las aventuras del viajero del tiempo.

Amuleto - Roberto Bolaño: Una de las pequeñas novelas de Bolaño que ha sido menospreciada. Basada en un hecho real, la historia habla de una mujer que se queda encerrada en un baño de mujeres de una universidad en México, mientras que ésta es tomada por los militares asesinando a decenas de estudiantes. Pareciera un relato simple, pero Bolaño trata el tema como si la mujer pudiese proyectarse en el tiempo y viajar al pasado, presente y futuro dentro del cubículo del baño. Una propuesta muy interesante que vale la pena leer.

Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick: En un futuro no muy lejano, cientos de enfermos mentales son enviados a una luna cercana a la tierra para recibir tratamiento psiquiátrico. Con el pasar de las décadas, la estación pierde contacto con la tierra y los desequilibrados terminan formando su propia sociedad. Así, los paranoicos son la clase gobernante, los esquizofrénicos son artistas y líderes religiosos, los maniaco-depresivos son filósofos, entre otros. Es un relato inteligente y ameno donde Dick nos demuestra que, muchas veces, los más locos son los más cuerdos y lo delgada que es la frontera entre la sanidad mental y la locura. Gracias a esta novela me enganche con este excelente autor y me parece una de las mejores para comenzar a leerlo.

Quedan pendientes por comentar: (Para no aburrirlos y tener algo para escribir la próxima entrega =p)

Fausto - Johann Wolfgang Goethe
Aura - Carlos Fuentes
Los cachorros - Mario Vargas Llosa
La luna de Fausto - Francisco Herrera Luque
Adiós al siglo XX - Eugenio Montejo
Soldados de Salamina - Javier Cercas
Con la urbe al cuello - Karl Krispin

miércoles, junio 14, 2006

¿Y al final...?

Hace exactamente 2 horas terminó el segundo conato de Fin del Mundo. El primero, como todos lo conocen, fue el famoso 6 de junio. En esta fatídica fecha más de uno jaló el gatillo o saltó de una azotea por miedo de ver a Abaddón en el cielo; el sector ateo o más relajado se fue al cine a ver La profecía; otros, un poco más religiosos, pasaron el día entero en sus casas rezando o arrepintiéndose de sus pecados; unos cuantos, tan religiosos como los anteriores, de seguro sacrificaron algún animal para bañarse en su sangre y esperar la llegada del anticristo. Para bien o para mal, las manecillas marcaron las 12:00Am del 7 de junio y todo siguió igual… Pero el peligro no terminaría allí, muchos sostenían de forma vehemente que el 6 sólo sería el comienzo, pues el verdadero final sería este martes 13. Así, entre temor y escepticismo, la semana transcurrió volando hasta que llegó el supuesto día del Juicio Final. Muchos optimistas de la fatalidad quedaron de brazos cruzados por segunda vez pues, como era de esperarse, el fin nunca llegó. Hoy, a 3 horas del supuesto Apocalipsis, la tierra sigue girando como si nada…

Desde que el mundo existe los profetas se han encargado de vaticinar el final de los tiempos. No conozco todas las historias sobre el Apocalipsis, pero desde que tengo uso de razón he escuchado decenas. En teoría, el fin llegaría en el año 1999: nada sucedió. Luego el cielo se abriría en dos con la llegada del año 2000: no pasó nada. Algunos puristas señalaban que todavía no terminaba el milenio, así que viviríamos el Juicio Final en el año 2001: una vez más, el mundo giró y giró… Así como estos, hubo decenas de conatos aislados (el Hercólobus -¿Quién no recuerda esa historia?-, el eclipse de sol, el eclipse lunar, el Y2K). Y así llegamos al nefasto 6/6/6, una fecha donde el fin era inminente y, al final, la única noticia de preocupación fue que nació un bebe a las 6pm con 6 dedos en manos y pies… ¿será el anticristo? No lo sé, pero apuesto que por nacer a esa hora y con todos esos indicios, probablemente, la sociedad lo haga ser el anticristo. Para resumir cuentas, a mi escasa edad he sobrevivido a 7 -¿o más?- posibles fines del mundo, y ¿qué he obtenido?: nada.

Sé que son bobadas, pero no puedo evitar pensar qué sería de mí si de verdad los 4 jinetes del Apocalipsis (no hablo de los canales de televisión; me refiero a jinetes que salen en la Biblia) hubiesen bajado del cielo y el Juicio Final hubiese sido una realidad tangible. Mi preocupación no era por ver el cielo rojo y partirse en dos, mucho menos por saber si iba al infierno con Mefistófeles o al cielo en compañía de San Pedro; lo que realmente me perturbaba era verme sin futuro. Más allá de morir, me aterraría saber que nunca podría rodar mi primera película, escribir una novela, enamorarme como la primera vez, abrazar a mis amigos y familiares ni ver un atardecer atiborrándome de chocolates. Teniendo el fin del mundo en las narices, añorando un futuro que nunca será, no podría evitar volver atrás y analizar qué fue lo que hice con mi vida.

Y así, pasándome la película, cuestionando mi existencia, llegué a la siguiente pregunta: ¿y si ahora se acaba mi mundo… quién fue Luis Bond? Las respuestas que conseguí fueron muy interesantes: he hecho, he sentido y he luchado por muchas cosas que casi a diario ignoro y que de sólo recordarlas me darían fuerzas para vivir 100 años más. Por un instante me sentí orgulloso de mí mismo, pero la magia terminó cuando me pregunté qué cosas pude hacer y no hice. Allí todo se complico: demasiados asuntos pendientes, de nombrarlos la lista sería infinita. No hablo de cambiar al mundo, hablo de pequeños detalles que, justo por ser pequeños, uno ignora y deja pasar; detalles que hacen nuestra vida aunque no lo veamos así. Puede que el mundo nunca acabe, pero los humanos estamos condenados desde que nacemos a morir. El verdadero fin del mundo es para cada uno de nosotros cuando la Parca llega y, lastimosamente, nadie puede predecir esa fecha. Por eso (y me disculpo por el lugar común) hay que vivir cada día como si fuese el último, como si el fin fuese ahora. No hablo de volverse loco, mucho menos de vivir en una carrera contra el tiempo. Hablo de sentir, de detenerse a disfrutar el amanecer, de abrazar a la gente que queremos, de darnos el lujo de dormir 5 minutos más, de disfrutar una buena película, de perdernos en un buen libro, de cantar nuestra canción preferida: hablo de vivir, pero de verdad.

sábado, junio 03, 2006

Lo mejor del mes (mayo)

Caótico es un adjetivo que se queda corto cuando quiero describir a este mes. Mayo ha sido uno de los meses más atareados que he tenido. Muchas noches sin dormir, trabajos por doquier, horas perdidas en colas, cientos de compromisos; demasiadas responsabilidades. Sin ir muy lejos, apenas y pude hacer 3 post en un mes -cifra casi despreciable, dicho sea de paso. Ni hablar de cuantas veces fui al cine o cuantos libros he leído en este tiempo... En fin, sólo espero que junio sea más relajado y productivo.



*Mejor película*

Inside Man
Dirigida por: Spike Lee (Malcom X, 25th Hour)
Escrita por: Russell Gewirtz
Duración: 129 min.
Género: Drama/ Crimen/ Drama

En la tradición de películas al estilo Swordfish, The italian job, Matchstick men y Ocean's eleven nos llega otro largometraje sobre "un robo perfecto que nos dejará a todos boquiabiertos": Inside men. Desde el principio del film -y del trailer- Clive Owen, el protagonista, aparece en escena explicándonos como realizó un robo perfecto. Al principio, todo parece una estafa un poco sofisticada; pero conforme avanza la trama y aparecen ciertos personajes la película toma un matiz de complot nada normal. Esto sirve como un telón perfecto que marea al espectador y permite adornar un robo inteligente para que parezca un plan complicadísimo. Siempre me han atraído las películas de robos a bancos/casinos/museos. No tanto por el argumento, sino por querer ver como alguien le da la vuelta a un tema tan explotado como éste. Inside man, lo logró. La película tiene un buen guión y, sobre todo, una manera muy interesante de contarnos la historia. Pudo ser mucho mejor -con esto no digo que sea mala-, pero vale la pena verla.



*Mejor película en DVD*

The ladykillers
Dirigida por: Ethan Coen y Joel Coen (Fargo, Intolerable Cruelty, The man who wasn't there)
Escrita por: Joel Coen y William Rose (guionista de la película original The ladykillers en 1955)
Duración: 104 min.
Género: Comedia/ Crimen

Cinco personajes muy particulares se unen en el sótano de una casa, cuya dueña es una viejita tan particular como ellos, para ejecutar el robo perfecto. Tal vez The ladykillers no será recordada como la mejor película de Tom Hanks, pero -para mí- su papel en ella ha sido uno de los más entrañables que ha tenido desde Forrest Gump. El film es una comedia ligera, cargada de mucho humor negro y plagada de ciertos clichés imposibles de omitir cuando se está frente a una película norteamericana. No he visto la película original -pues The ladykillers es un remake de otro film, homónimo, de 1955-, pero dicen que es mucho mejor que esta versión.



*Mejor libro*

El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte

Lucas Corso, un cazador de libros por cuenta ajena, una suerte de mercenario de bibliotecas, recibe dos encargos de diferentes clientes: el primero es autentificar si un manuscrito de Los tres mosqueteros es original y el segundo, un poco más complejo, es conseguir 3 copias de un libro maldito -impreso en 1666 y que contiene unas láminas que, supuestamente, fueron dibujadas por el mismo Lucifer- para identificar cual ejemplar es el verdadero. Con una trama llena de complots, asesinatos, mucha literatura y enigmas, El club Dumas se perfila como una especie de Best-seller bien escrito. El estilo de narración está súper interesante; su protagonista, Lucas Corso, son de esos que enamoran al lector; una historia llena de acción y sorpresas; y, para culminar, los últimos capítulos dejarán a más de uno sorprendido. Puede que no sea la mejor novela del mundo, pero si es una de las mejores de Perez-Reverte. Es una lectura ligera y muy interesante; de estos libros que te atrapan y hacen que uno se olvide un poco del mundo. Si te gustan los libros de conspiraciones al estilo Dan Brown o novela policíaca, este es tú libro. Por otro lado, si te gusta la literatura seria y quieres leer algo ligero -pero bueno-, El club Dumas es perfecto. Lo recomiendo ampliamente.

martes, mayo 23, 2006

Las muletas

Amo las librerías. Sean sofisticadas (llenas de best-sellers por doquier) o antiguas (con textos rarísimos), todas tienen su encanto. Puedo pasar horas metido en una: revisando anaqueles, leyendo títulos al azar o simplemente distrayéndome con las carátulas de las novelas. Los libros son una de las pocas cosas mágicas que nos quedan en una realidad tan convulsionada como la nuestra. Es increíble como un pedazo de papel puede vincularnos con nuestro pasado y con el mundo, parece mentira que un ejemplar que hoy sostengo en mi mano haya sido devorado por generaciones anteriores a la mía y por millones de personas totalmente distintas. Por si fuera poco, los libros tienen algo único que nadie más puede ofrecernos... sólo a través de las letras podemos vivir cientos de vidas que no son nuestras -o tal vez lo fueron alguna vez- y experimentar sentimientos que desconocíamos. Tal vez por eso sea tan especiales para mí.

Gracias a mi afición por los libros, en los últimos meses he desarrollado una manía un poco extraña: cada vez que voy a encontrarme con alguien -y esa persona tarda en llegar- me meto en alguna librería a revisar libros de poesía al azar para ver con que me topo. Así, dejando al Destino mi lectura, me topé con una recopilación de un autor que desconocía: Bertolt Brecht. El libro me encantó, y un poema en especial me cautivo sobremanera -de hecho, fue el primero que leí y gracias a él me leí devore el resto del poemario. Traigo esto a colación porque quería compartir el poema en cuestión con ustedes... En fin, sin más preámbulos, ¡espero que lo disfruten!

Las muletas

Durante siete años no pude dar un paso.
Cuando fui al gran médico,
me preguntó: "¿Por qué llevas muletas?"
Y yo le dije: "Porque estoy tullido".

"No es extraño", me dijo.
"Prueba caminar. Son estos trastos
los que te impiden andar.
¡Anda, atrévete, arrástrate a cuatro patas!".

Riendo como un monstruo,
me quitó mis hermosas muletas,
las rompió en mis espaldas y, sin dejar de reír,
las arrojó al fuego.

Ahora estoy curado. Ando.
Me curó una carcajada.
Tan sólo a veces, cuando veo palos,
camino algo peor por unas horas.

Bertolt Brecht

lunes, mayo 15, 2006

¡Lee! Segundo reporte de lecturas

¡Hola a todos! Por fin, estoy de vuelta. Mis últimas 2 semanas en la universidad han sido caóticas, no he tenido tiempo ni para mí. Gracias a Dios estos días estarán un poco más light, así que podré dedicarme a aquello que muchos suelen llamar vida. Por suerte, aunque no he escrito nada en mucho tiempo, por cosas de la universidad si he leído bastante lo cual es muy productivo para mi reporte de lecturas =p.

Para la gente que está nueva por acá, les cuento de que va todo este rollo. Mi amigo Alex apoyando la iniciativa de Los alquimistas del diseño invitó a todos sus lectores a leer cierta cantidad de libros al año. En teoría, la meta es leer 50 libros en un año. Yo intentaré cubrir esa cantidad e invito a todos los que visitan mi blog a que se unan a esta iniciativa. Entiendo perfectamente que no todos podrán leer 50 libros, tal vez algunos leerán menos, otros un poco más. El chiste de toda esta convocatoria es que la gente se ponga un límite e intente alcanzarlo -o, ¿por qué no? sobrepasarlo. Sin más preámbulos, aquí les dejo mi Segundo reporte de lecturas. Esperando que todos se unan al movimiento y poder ver sus respectivos reportes de lecturas muy pronto en sus blogs. ¡Saludos!


Libros leídos: 14/50

El señor de las moscas - William Golding
El viejo y el mar - Ernest Hemingway
Dublineses - James Joyce
La máquina del tiempo - H.G. Wells
Orgullo y prejuicio - Jane Austen
Amuleto - Roberto Bolaño
Bartleby y Compañía - Enrique Vila-Matas
Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick
Fausto - Johann Wolfgang Goethe
1984 - George Orwell
Aura - Carlos Fuentes
Los cachorros - Mario Vargas Llosa
La luna de Fausto - Francisco Herrera Luque
Adiós al siglo XX - Eugenio Montejo


Libros en proceso de lectura: 2 (Leo un poemario y una novela a la vez)

El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte
Los heraldos negros - Cesar Vallejo


Últimas adquisiciones:

Cuentos completos I - Philip K. Dick
Cuentos completo II - Philip K. Dick
Valis - Philip K. Dick
La divina invasión - Philip K. Dick
Territorio Comanche - Arturo Pérez-Reverte
La asesina ilustrada - Enrique Vila-Matas
A sangre fría - Truman Capote
Soldados de Salamina - Javier Cercas
El reino de este mundo - Alejo Carpentier
John Kennedy Toole - La conjura de los necios
Jakob Von Guten - Robert Walser
El ayudante - Robert Walser


Me gustaría leer:

El reino de este mundo - Alejo Carpentier
Anna Karénina - Lev Tolstoi
Demian - Herman Hesse
La importancia de llamarse Ernesto - Oscar Wilde


Ahora que lo veo, voy un poco atrasado. Ya debería llevar, al menos, 20 libros leídos, pero por todo el rollo de la uni no he podido leer todo lo que quisiera. Igual, no me rendiré y espero que cuando la universidad me dé un respiro pueda ponerme a día. Espero sus recomendaciones a mi lista, comentarios, apoyo y todo lo demás. Y, demás está decirles, ojala y pueda leer pronto sus respectivos reportes =p.

jueves, mayo 04, 2006

Lo mejor del mes (abril)

Nunca he sido bueno con aquello del clima. No tengo ni la más mínima idea de los días en los que debe llover o no. Lo cierto es que abril fue tremendamente caluroso. Un mes donde muchos comenzamos clases en un atareado calendario lleno de días libres y puentes. Gracias al relajo que hubo el mes pasado, mayo se perfila infinito y lleno de trabajos insoportables en la universidad... Por eso, para darle la bienvenida al quinto mes del año, aquí está Lo mejor del mes.


*Mejor película en cartelera*

V for Vendetta
Dirigida por: James Mc Teigue
Escrita por: Andy & Larry Wachowski (The matrix, Matrix Reloaded, Matrix Revolutions)
Duración: 132 minutos
Género: Acción/ Ciencia ficción/ Drama social

Sinopsis:

La historia se desarrolla en un mundo paralelo, en una especie de futuro con look retro, donde Inglaterra es una estado totalitario. El 5 de noviembre del año 20XX, un sujeto que porta una máscara y se hace llamar "V" explota un icono de la ciudad y amenaza con destruir el congreso el próximo año. A partir de ese momento y acompañado con Natalie Portman, V comienza a hacer justicia por sus manos asesinando a poderosos personeros del gobierno y enseñándole a la gente que: "La gente no deberían temerle a sus gobiernos, los gobiernos deberían temerle a su gente". De esa manera, poco a poco se va despertando la conciencia de los ciudadanos y comienza a gestarse en el país una verdadera revolución. Hace tiempo venía escuchando muchas cosas de V for Vendetta: que estaba basada en un comic, que el guión era de los Wachowski, que el director sería el mismo asistente de dirección de Dark city y la trilogía de Matrix. Demasiadas cosas buenas (reforzadas con un trailer espectacular) hacían parecer el film como uno de los mejores del año. Una vez que la vi, sólo puedo decir que mis grandes expectativas quedaron cortas: V for Vendetta es una de las mejores películas políticas de la historia (comparable con Farenheit 451). Vivir en este país y no verla es un crimen.



*Mejor película en DVD*

A tale of two sisters
Dirigida por: Ji-woon Kim
Escrita por: Ji-woon Kim
Duración: 115 minuutos
Género: Horror/Drama/Thriller

Sinopsis:

Basada en una leyenda local, A tale of two sister, narra la historia de 2 hermanas que se mudan a casa de su madrastra acompañadas por su padre. Las chicas no parecen muy contentas, pues su madrastra (una mujer un poco perturbada) les hace la vida imposible. Por si fuera poco, a esto se suma una serie de sucesos extraños que ocurren en la casa que, supuestamente, está maldita. Los asiáticos tienen un magister en películas de terror, pero este film va más allá. No son puros sustos al estilo Juon o The ring, al contrario, A tale of two sister maneja un terror psicológico súper estilizado donde la atmósfera (muy freak) te mantiene todo el tiempo en suspenso. Las actuaciones están excepcionales; la puesta de escena es increíble. Desde The shining no veía una dirección de arte tan espectacular: cada fotograma está lleno de detalles y con una composición asombrosa. Por si fuera poco, el guión es uno de los mejores que he visto. La historia tiene unos giros increíbles que ni el más habil de los espectadores podría vislumbrar. Así no se vean atraídos por el género de terror, cualquiera que aprecie el séptimo arte debería ver A tale of two sister.



*Mejor libro*

1984 - George Orwell

Catalogada como la mejor novela política de todos los tiempos, 1984 narra la vida de Winston Smith en un estado totalitario regido por la figura de El Gran Hermano. El Partido -el grupo político que tiene el poder- vigila a cada uno de sus habitantes de manera aterradora: los ve por cámaras, los escucha por micrófonos y hasta parece conocer los sentimientos más recónditos que albergan todos en sus corazones. Por si fuera poco, El Partido tiene la facultad de cambiar el pasado y nublar la mente de sus habitantes con la técnica del doblepensar. En un mundo sin pasado ni futuro, donde está prohibido sentir cualquier cosa que no sea admiración por El Gran Hermano, Winston Smith, el protagonista, tomará conciencia de su posición e intentará rebelarse contra el gobierno. Con la ayuda de Julia -el amor de su vida- y un poderoso miembro del partido, Smith comenzará la rebelión sin sospechar que la mirada implacable de El Gran Hermano nunca se ha separado de él. Cualquiera que lea 1984 se verá tremendamente perturbado. Gracias a ella existen los famosos reality shows y ha servido de base para películas como The matrix, V for Vendetta, Dark City, Equilibrium, entre otras. Es una novela que todos deberían leer para ver y sentir lo que es vivir en un estado totalitario; una obra que nos recuerda nuestra responsabilidad política con nuestro país y el mundo. Un libro que, de leerlo todos, podría evitar que llegue al poder un Gran Hermano que no deje de vigilarnos.

lunes, abril 24, 2006

¿Nostalgía por el pasado?

Toda la vida he sentido una especie de nostalgia hacia otras épocas. Amo la música de Elvis y Sinatra tanto como la de Coldplay o El canto del loco; de igual forma, me atrae demasiado el look de los personajes de Casablanca tanto como los de The Matrix. Sean los 50's, 60's o 70's, siempre he tenido una afición por el pasado. No podría elegir alguna época en especial, pues cada una tenía algo único e irrepetible que las hacía mágicas. ¿Por qué no pude nacer unos cuantos años atrás? Antes había seguridad, la gente era feliz, todos tenían muchísimo estilo y las cosas parecían marchar mejor. Probablemente viví en otra época en mi vida pasada, pero se me hace muy injusto no poder recodarlo.

Al parecer, no soy el único que añora el pasado... conozco a muchos desearían vivir en otra época. De un tiempo para acá, la gente extraña el pasado más de lo normal o desea ver un futuro próximo y feliz; es como si tuviésemos la necesidad de estar en otro tiempo diferente a nuestra convulsionada realidad. Puede que el presente sea bueno, pero sólo logra captarse su encanto cuando ya se ha desvanecido por completo. Recuerdo que mis días en el colegio eran simples, pero con el pasar de los años han cobrado importancia transformándose en algo mágico y entrañable. Cuando hago memoria no veo un cuadro lleno de detalles sino una especie de sensación placentera que me hace querer volver. ¿Será que los habitantes de otras épocas también deseaban volver a un pasado mejor o vivir en un futuro prometedor? Puede que sí, después de todo, los seres humanos siempre hemos sido, para bien o para mal, inconformes.

Me hubiese gustado nacer en otra época, pero como ya estoy acá se me hace imposible imaginarme mi vida en otro sitio. Así tuviese una máquina del tiempo como la de Wells, no abandonaría mi época. No podría renunciar a muchos autores que he leído -y los que me faltan por leer-, mucho menos a todas las películas que he visto y a la música que he escuchado. Así que después de tanto quejarme, me quedo con mi terrible realidad; con la moda infame de los 90’s y con esta primera decena del año 2000. Una década donde la tecnología nos consume aunque los carros no vuelen, todavía no convivamos con extraterrestres, no colonicemos el espacio y la comida no venga en capsula. Una época donde los valores se pierden, se confunde la libertad con el libertinaje y donde todos parecen estar locos. Con esto y más, elijo a mi 2006 en decadencia. Estos años tienen algo especial y, aunque me gustaría que las cosas cambiaran, puede que en un futuro lejano recuerde esta época como la mejor de mi vida... Al igual que mi abuelita extrañaba los 40's, mi madre añora los 70’s y mis hijos recordarán con dulzura aquellos años 20 del segundo milenio.

"Mefistófeles. - Siempre se piensa en lo que se ha perdido; todo aquello a que uno estaba acostumbrado le parece siempre un paraíso."
Fausto -
Johann Wolfgang Goethe

lunes, abril 17, 2006

10 personajes latinoamericanos que admiro

Como Semana Santa pasó volando y ni intenté escribir un post decente, decidí seguir la cadena que anda circulando por varios blogs. Sin muchos preámbulos, ahí les va mi lista:

10 personajes latinoamericanos que admiro:

1) Mario Moreno "Cantinflas" (México): Porque amaba sus películas cuando era pequeño y siempre he pensado que él es el comediante más grande que hemos tenido -junto con Chespirito. Sin ir muy lejos, hasta el mismo Chaplin lo consideró "El hombre más cómico del mundo".

2) Ernesto Sabato (Argentina): No lo pongo en la lista por ser uno de mis escritores favoritos. Lo admiro por preocuparse por el mundo, por no resignarse, por combatir contra la indiferencia con sus libros, por creer en la juventud y querer crear consciencia para salvar a nuestro mundo en decadencia.

3) Roberto Bolaño (Chile): Por escribir con la muerte sobre él. Murió demasiado joven, a sus 50 años publicó más novelas que muchos escritores mayores que él y, sabiendo que podría morir en cualquier momento, se dedicó en cuerpo y alma a escribir. ¿Por fama? ¿Por dinero?, no, todo para asegurar el futuro de sus hijos y su esposa.

4) Ernesto "Che" Guevara (Argentina): Por tener uno de los ideales más puros y admirables que un ser humano pueda tener. Aunque se utilice su nombre de de una manera infame y haya muerto como un perro, lo más importante es que no se desvirtúe su pensamiento.

5) Jesús Soto (Venezuela): Por haber sido uno de los artistas más importantes de Venezuela y ser reconocido internacionalmente. Por dejarnos un patrimonio inigualable y envidiable para cualquier otro país.

6) Carlos Santana (México): Para mí, el mejor con la guitarra desde Hendrix. Es increíble como puede tocar cualquier ritmo y de cualquier forma. Más impresionante es como todos pueden reconocerlo en una canción tan sólo con escuchar su guitarra.

7) Simón Bolívar (Venezuela): Aunque muchos lo pongan como un Dios -que no es-, Bolívar tiene muchos méritos. Puede que haya sido un megalomaníaco y egocéntrico, pero fue el primer venezolano que soñó con cambiar el mundo y luchó por eso. Si todos tuviéramos una visión tan grande como la de Bolívar, Venezuela fuese una potencia -y vaya que tenemos con que serlo.

8) Reny Otolina (Venezuela): Uno de los mejores venezolanos que ha dado esta tierra y que, por alguna razón, todos parecen haber olvidado. Era un tipo demasiado adelantado para su época y de haber sido presidente, probablemente Venezuela fuese un país mucho mejor.

9) Alejandro Amenábar (Chile): Por ser uno de mis directores de cine favorito. Por rodar su primera película a los 23 años y tener un Oscar en sus manos a los 31. Su cine plantea preguntas, no respuestas y con sus películas explora aquello que el arte siempre debería explorar: el alma.

10) Romulo Gallegos (Venezuela): Uno de los grandes cerebros que ha dado este país. Todavía me frustra que uno de los tipos más preparados del mundo para ser presidente haya sido derrocado sin siquiera tener tiempo de hacer algo. Además, por ser uno de los escritores más grandes que ha tenido Venezuela.

¡Creo que deberían hacer una lista con una especie de Top 100, así todos seriamos felices anotando a toda la gente que queda por fuera!

miércoles, abril 12, 2006

¡Lee! Primer reporte de lecturas

¡Hola a todos! Por fin llegó Semana Santa y estoy saboreando mis horas extras de sueño. Casi todos mis amigos se fueron de viaje así que podré dedicarme en cuerpo y alma a: leer, escribir, jugar nintendo, ver películas y dormir. De momento, mi primera meta en estas vacaciones es escribir otro guión y terminar de leer Fausto. Quiero aprovechar estos días libres -y estas primeras semanas de clases que son flojas- para leer lo más que pueda, antes de que la universidad me atiborre de libros que me obligan a leer. Hace poco un amigo me preguntó cuántos libros leía al mes y me di cuenta que no pude responderle. Recuerdo cada uno de los títulos que he devorado, mas nunca he llevado la cuenta de cuanto leo habitualmente al mes o al año. Sinceramente mi ritmo es irregular y puedo pasar 1 mes, 1 semana o 1 día con un libro; todo depende de la novela, la universidad, mi ánimo y Dios sabe qué más. Esto lo traigo a colación para tocar el punto que me interesa: La propuesta de Alex.

A finales del año pasado, mi querido amigo Alex -siguiendo la iniciativa de unos compañeros- comenzó a promover la lectura. Lejos de limitarse a recomendar libros, él nos anima a que sigamos su meta: leer 50 libros por año. Para muchos será demasiado, para otros sonará como poco; el chiste de esta campaña es motivar a leer y, así se cumpla o no la meta, lo importante es intentarlo. Cabe resaltar que no se busca forzar la lectura: el fin es incentivarla. Leer es una actividad placentera y con esto se intenta hacer que la gente le dedique un poco más de tiempo a las letras. Para ellos Alex nos da unos pequeños tips a seguir:

- Si nadie lee, pon el ejemplo y lee
- Lee en tus ratos libres, especialmente durante esos momentos de "no tengo qué hacer"
- Lee antes de dormir
- Si no puedes dormir, lee
- Recomienda a tus conocidos que lean
- Sugiere libros (para que lean tus conocidos o si tienes un blog para que lean tus lectores)
- Lee, Lee, ¡LEE!
Siguiendo la iniciativa de Alex, he decidido hacer un reporte mensual de lecturas. De esta forma me obligo a leer un poco más y, ¿por qué no?, puede que esto los anime a leer una que otra novela que haya pasado por mis manos. Sin más que decir, y esperando cumplir la meta de leer 50 libros al año, los dejo con mi primer reporte de lecturas.


Libros leídos: 8/50

El señor de las moscas - William Golding
El viejo y el mar - Ernest Hemingway
Dublineses - James Joyce
La máquina del tiempo - H.G. Wells
Orgullo y prejuicio - Jane Austen
Amuleto - Roberto Bolaño
Bartleby y Compañia - Enrique Vila-Matas
Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick

Libros en proceso de lectura: 1 (Sólo puedo leer un libro a la vez, soy medio tonto)

Fausto - Johann Wolfgang Goethe

Últimas adquisiciones:

Historia abreviada de la literatura portátil - Enrique Vila-Matas
Ubik - Philip K. Dick
Club de lucha - Chuck Palahniuk
Poemas y canciones - Berlot Brecht

Me gustaría leer:

Anna Karénina - Lev Tolstoi
Demian - Herman Hesse
La importancia de llamarse Ernesto - Oscar Wilde


Con este post espero animarlos a que lean un poco más. Lo ideal sería que todos nos uniéramos, pusiéramos una meta e intentáramos alcanzarla. No les digo que lean 50 libros, pueden subir y bajar esta cifra, lo importante es colocarse un tope e intentar alcanzarlo o sobrepasarlo. Espero que alguno se una a este movimiento y pueda ver en sus blogs sus reportes de lectura. ¡Saludos y a leer se ha dicho!

viernes, abril 07, 2006

Para los poetas...

¡Hola a todos! Gracias a Dios ya tengo una semana "libre" por Semana Santa. Sólo he tenido 4 días de clases, pero el levantarme temprano e ir a la uni me deja agotadísimo. De hecho, mi horario es un desastre; estoy durmiendo muy poco y todavía no me acostumbro a levantarme temprano para pasar toda una mañana en un pupitre. Lo único bueno es que la preproducción de Suicidios C.A. va mucho mejor: ya tengo un protagonista, locaciones y utilería. Además, mi primer corto fue exhibido en la Primera muestra de cortometrajes de la universidad Alejandro de Humbold y a todo el mundo le gustó. De hecho, nos dieron una placa por participar y muchas personas nos felicitaron.

Siempre he confesado que soy pésimo para la poesía, de hecho, mis conocimientos en este campo son muy limitados. No quiero decir con esto que no me guste, simplemente no me he dedicado a ella como me he esmerado con la literatura o el cine. Por eso, para arreglar este imperdonable error, decidí leer un poema a diario. De momento, estoy leyendo un poemario de Eugenio Montejo (el poeta venezolano que mencionan en 21 gramos) titulado Adiós al siglo XX. No soy quien para hablar de poesía, pero me parece que Montejo es excelente. Es difícil que un poemario me atrape, tarde o temprano termino odiando unos poemas y amando a otros. Curiosamente, hasta ahora, casi todos los poemas que he leído de Adiós al siglo XX me han gustado muchísimo. Hoy me topé con uno que me encantó y como sé que a muchos de ustedes les gusta la poesía, decidí postearlo. Espero que lo disfruten.

NOTA PRELIMINAR: Transcribí el poema tal como sale en el poemario, intenté dejar la misma "forma" con que salé escrito.

La poesía:

La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
-ni siquiera palabras.

Llega de lejos y sin hora, nunca avisa;
tiene la llave de la puerta.
Al entrar siempre se detiene a mirarnos.
Después abre su mano y nos entrega
una flor o un guijarro, algo secreto,
pero tan intenso que el corazón palpita
demasiado veloz. Y despertamos.


Eugenio Montejo, Adiós al siglo XX

domingo, abril 02, 2006

Lo mejor del mes (marzo)

Marzo, mi mes de vacaciones, ha pasado más rápido de lo que pensaba. Corriendo de un lado a otro no pude hacer ni la mitad de lo que tenía planeado, pero cumplí otras metas que no esperaba realizar. Bueno o malo, lo cierto es que terminó. Ahora comienza abril y de nuevo vuelvo a la universidad... a la rutina...



*Mejor película en cartelera*

Capote
Dirigida por: Bennett Miller
Escrita por: Dan Futterman basado en el libro de Gerald Clarke
Duración: 110 minutos.
Género: Biografía.

Sinopsis:

Sólo hace falta ver el trailer de Capote para comprender porque Philip Seymour Hoffman se ganó el Oscar por este papel. A primera vista, Capote se muestra como una película biográfica con pinceladas de thriller policial, pero esto es sólo el envoltorio de este excelente film. La historia comienza en 1959 cuando 2 chicos entraron a robar en una casa y asesinaron "A sangre fría" a una familia entera. Truman Capote se entera de dicha noticia y emprende un viaje al pueblo donde ocurrió esta tragedia para investigar que sucedió. Después de conocer a los asesinos -quienes están condenados a la pena de muerte- Capote se interesa demasiado por el tema y decide escribir una novela sobre este crimen. Pero su nueva novela no sería una del montón, el mismo Capote aseguraba que sería una obra maestra que cambiaría la literatura norteamericana. Obsesionado con esta idea, Capote se sumerge en la vida de los asesinos y, sin darse cuenta, a través de ellos comienza a conocerse a sí mismo. La película nos muestra, con mucha crudeza, a un Capote en un momento crucial de su vida. Es un film dramático que los hará sentir diferentes emociones y les demostrará hasta que punto es capaz de llegar un hombre por la fama y como la culpa puede destrozar a cualquiera.



*Mejor película en DVD*

Requiem for a dream
Dirigida por: Darren Aronofsky (Pi)
Escrita por: Hubert Selby Jr.
Duración: 102 minutos
Género: Drama

Sinopsis:

En la mayoría de las ramas del arte -pintura, literatura, música, et.- se puede hablar de clásicos sin mucha dificultad. En el cine ocurre algo distinto, pues este término puede abarcar un espectro casi infinito. Films como Ciudadano Kane, Casablanca, Apocalypse now, La naranja mecánica, marcaron pauta; de igual forma, películas más recientes como Trainspotting, Titanic, Memento, Dogville, Pulp fiction y Sexto sentido podrían considerarse como los nuevos clásicos del séptimo arte. En esta clasificación muchos -incluyéndome- colocan a Requiem for a dream. Es una película difícil de explicar ya que su magia reside en hacerte sentir; es un film hermoso pero infinitamente doloroso. Sus 4 personajes luchan por diferentes ideales y, de la manera más cruda posible, podemos observar -y sentir, gracias a uno de los mejores soundtrack de la historia- como sus sueños se convierten en pesadillas. Requiem for a dream habla sobre las distintas clases de amor, la adicción, las esperanzas de vivir en un mundo mejor y de como 4 personas totalmente distintas pueden destruirse siguiendo un único sueño: la felicidad. Probablemente sea una de las películas más crudas de la historia; Requiem for a dream explora el alma de los seres humanos y nos golpea salvajemente con una realidad atroz dejándonos con un nudo en la garganta y en el corazón.



*Mejor libro*

Bartleby y compañía, Enrique Vila-Matas

Cualquier persona que se sienta atraído por las letras debería leer este libro. Con esta sentencia englobo a los escritores, lectores y a los Bartlebys (esos personajes que aman la literatura, pero que, por alguna razón, renuncian a escribir). Bartleby y compañía es un libro inquietante, una obra que te atrapa de principio a fin y que nunca quieres terminar. De hecho, es un libro que podría no tener fin. El protagonista de esta especie de novela/ensayo/notas de pie de página/biografía, es un tipo jorobado, obsesionado con la literatura, ágrafo, feo, loco y solitario que vive recluido en su apartamento. Después de más de 20 años de permanecer en silencio, nuestro narrador decide volver a escribir, esta vez para hablar sobre escritores que, al igual que él, un día dejaron de escribir. De esta manera Vila-Matas nos muestra un panorama de escritores que, con o sin razón, abandonaron el mundo de las letras. Desfilan nombres tan famoso como Juan Rulfo, Rimbaud, Tolstoi, Salinger, Maupassant y otros, no tan reconocidos, que resultan ser interesantísimos. Bartleby y compañía, -usando las palabras de mi admirado Roberto Bolaño- "... habla de la muerte, de los gestos inútiles ante la muerte pero que nos salvan (o que pueden salvarnos), y no sólo habla de los escritores, y esto el lector lo entiende sólo en las últimas páginas, sino que en realidad habla de los lectores, de seres humanos de toda laya, de gente que vive y que un día deja de vivir, de aventureros y agónicos, de gente que lee y de gente que un día deja de leer...".

miércoles, marzo 29, 2006

¿Cómo escribir un Best-seller?

¡Hola a todos! Hace rato pasaba por un foro de literatura que a veces frecuento y me conseguí con un tópico bien curioso. El título, homónimo al de este post, me hizo entrar a ver que me encontraba. Aunque en todos los sitios donde hablan de Best-sellers la opinión es siempre la misma (que son malos, que son comerciales, que son iguales, por nombrar alguna de las cosas que más se repiten), en este tema un usuario hizo algo bien curioso: colocó una lista de características que debe tener un Best-seller para asegurarse el éxito. Me tomé la libertad de sumar unos cuantos ítems más a la lista y todos concordamos que, por más difícil que parezca, el escribir un Best-seller depende de una formula correcta que mezcle en su justa medida los siguientes elementos:

1) Elegir un título que:
a) Mezcle espiritualidad con dinero fácil.
b) Sugiera algún trapito sucio de la iglesia o el gobierno.
c) Sea intrigante como: "La verdadera vida sexual del clero".

2) Utilizar el lenguaje más llano posible para que los lectores no tengan que acudir al diccionario todo el tiempo y cierren el libro por siempre.

3) Involucrar el crecimiento espiritual con el económico y así animar a trabajar más y de manera eficiente. De esta forma los empresarios regalarán los libros a sus empleados y se multiplicarán las ventas (Fish, ¿Quién se ha robado mi queso?, El monje que vendió su Ferrari, entre otros).

4) Pensar por el lector. Esto incluye conclusiones ya sea sugeridas por los personajes, o bien directamente en una sección aparte.

5) Ser breve, no muchas páginas. A menos que se atengan al punto 7).

6) Escribir el libro en capítulos cortos y de sencilla digestión. De esta manera podrán tener una novela de 1000 páginas que todos leerán.

7) Tener lista una secuela de libros similares para cuando estalle el Boom.

8) Ser completamente explícito con lo que ocurre en la historia: no dejar nada a la imaginación.

9) Meter alguna conspiración enorme por parte de:
a) El gobierno
b) La iglesia
c) Alguna secta aparentemente muerta
d) Los extraterrestres

10) Desmentir la historia de una religión, artista, lugar o acontecimiento histórico con supuestas pruebas verdaderas -y entre más polémicas sean, mejor.

11) Enlazar los libros de usando los mismos personajes o situaciones. Así se ahorra tiempo creando personajes y situaciones nuevas: simplemente debe cambiarse el contexto.

12) Procurar que las secuelas sean, por lo general, trilogías.

13) Suponiendo que el primer libro tenga éxito, dejar bien claro que las secuelas son secuelas. Esto se hace utilizando antetítulos como estos:
a) "La segunda entrega de la trilogía de La verdadera historia de la religión cristiana".
b) "La clave Dalí, un nuevo enigma que sólo Roberto Longdon puede resolver".
c) "Del autor de: Los hijos ilegítimos de Jesús, Las mentiras de la iglesia y Lo que usted no sabía del Papa, nos llega un nuevo libro lleno de suspenso, revelaciones y acción: Todo sobre el manto de Turín".

14) El punto anterior es vital: asegura que la gente compré el resto de los libros del autor.

15) Tener un final que concuerde con los cánones de Hollywood: los buenos ganas, los malos mueren, la verdad se hace pública y la pareja protagonista vive feliz. Esto es vital para el punto 16).

16) Tener un acuerdo con un cineasta para llevar el libro a la pantalla grande. Se ha demostrado que este es el modus operandi que da mejores resultados.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia...

viernes, marzo 24, 2006

La creación: ¿En manos de el Destino?

Casi nunca acostumbro hablar de mí en el blog. Desde que abrí Blue Fields me propuse que escribiría con el único propósito de aportarle algo "interesante" a mis lectores, por eso muy pocas veces ocupo un post para hablar de mi vida. En la mayoría de mis publicaciones sólo me limito a contarles algo de mis proyectos (sólo a manera de introducción al tema) y, sin muchos rodeos, entro en materia. Pero hoy es diferente, me siento frustrado y quisiera compartirlo con ustedes, después de todo, tal vez alguno se sentirá identificado conmigo y así cumpla con mi objetivo de dejarles algo en que pensar.

Anoche, mientras organizaba mis archivos de la computadora, borré la carpeta donde estaba todo lo que he escrito. No soy un neófito con las computadoras (de hecho, iba a estudiar ingeniería en sistemas porque me considero diestro con ellas), no me pregunten qué sucedió, lo cierto es que sin darme cuenta borré mis archivos. Creo que todo pasó cuando mudaba archivos de una carpeta a otra y borraba las carpetas que, en teoría, estaban vacías. En fin, no vale la pena entrar en detalles, a estas alturas del juego no tiene sentido cavilar al respecto: la realidad es que quedé sin nada. Intenten imaginar mi crisis. Son las 4:00Am, estaba a punto de irme a dormir y zas sucede esto. Por un segundo me sentí desnudo, perdido y tan aturdido que pensé que moriría de un infarto por la rabia que tenía. Dolor, frustración, impotencia, rabia, una vorágine me carcomía y me dejaba totalmente indefenso.

No podía imaginarme comenzando a reescribir todo; cientos de páginas de guiones, cuentos, novelas, ensayos e ideas se fueron al infierno. Después de tener más de 9 años escribiendo, tener que arrancar desde cero es imposible. Sé que a todos nos toca en algún punto de nuestra vida comenzar de nuevo algo: una relación, un trabajo, una vida en otro país, etc. Pero para un escritor perder su obra es como un disparo en el corazón; algo parecido a morir y reencarnar en otro cuerpo donde tus recuerdos sean intangibles, en una vida donde pierdes la identidad, la memoria y todo lo que eres. Lo peor es que podría volver a escribir muchas cosas, pero nunca sería lo mismo. Al descubrir esa aterradora verdad, llegué a una de las conclusiones más espantosas sobre el arte de la creación: todo depende del Destino.

Cada noche, cada circunstancia, cada letra, cada coma, es irrepetible. Este post no sería el mismo si lo hubiese escrito 3 horas antes, así hubiera querido expresar las mismas ideas. Con esto quiero demostrarles que todo nuestro arte -música, novelas, pinturas, cine, por nombrar algunas ramas- es meramente casual. Sí, el talento es importante, como diría Borges, a la hora de escribir todo se resume en: 99% técnica y un 1% de inspiración. El problema está en que sin ese 1% de inspiración, sin esa casualidad que nos mueve a hacer algo, la técnica queda obsoleta. Una obra de arte se compone de momentos de la vida del autor, de situaciones irrepetibles que captó de alguna forma y transformó en algo único. Si revisamos la historia de los grandes artistas, la mayoría se vieron impulsados a trabajar en sus obras por mera casualidad: un sueño, una escena que vieron en algún sitio, una conversación que escucharon accidentalmente, una sensación que les produjo un sabor, una persona que tropezaron en la calle, etc. Debe ser por esto que el arte se asocia con lo divino: porque aunque el artista trabaje en una obra, siempre hay una fuerza que no comprende que lo empuja hacia ella.

Gracias a Dios (sea el Destino, la casualidad, Buda o los extraterrestres), hace poco conseguí una especie de back up que hice hace como 2 meses de mis archivos escritos. El alivio que sentí fue infinito, pero no puedo evitar sentirme mal por perder 2 meses de trabajo. En las últimas semanas me había dedicado a escribir 3 horas diarias una idea en la que había volcado todas mis esperanzas... Tal vez nunca se vuelvan a dar las condiciones para volver a escribir lo que escribí; probablemente, si las condiciones se dan y los pensamientos vuelven, no podré plasmar lo mismo que plasmé en las líneas que perdí. Mi único consuelo, además de haberlo recuperado casi todo, es que todo pasa por algo. Nunca sabré que sucedió esa noche, mucho menos si fue para bien o para mal. Lo hecho, hecho está. Aunque perdí una parte de mí, las líneas que escribí -y ahora pertenecen a la nada- me ayudaron a conocerme a mi mismo. Así no pueda recordar muchas cosas puntuales, sé que mi historia está allí, en alguna parte de mi corazón, esperando ser escrita y observándome en silencio, como a veces deberían quedarse algunas líneas que uno escribe... en silencio.

"La impotencia es la cara oculta de la creación"
Eduardo Liendo, Los platos del diablo

lunes, marzo 20, 2006

Reflexión de la semana: 23/03

"Todos deseamos rescatar a través de la memoria cada fragmento de vida que súbitamente vuelve a nosotros, por más indigno, por más doloroso que sea. Y la única manera de hacerlo es fijarlo con la escritura.

La literatura, por mucho que nos apasione negarlo, permite rescatar del olvido todo eso sobre lo que la mirada contemporánea, cada día mas inmoral, pretende deslizarse con la más absoluta indiferencia."

Enrique Vila-Matas, Bartleby y compañía

lunes, marzo 13, 2006

¿Podrían renunciar?

¡Hola a todos!... Como muchos sabemos, hay personas que son extremadamente ordenadas con sus vidas; otras, al contrario, tienen una especie de cualidad especial para que todo en su día a día sea un desorden. Yo me incluyo en este último grupo de gente. Mi vida siempre ha sido un caos y cuando estoy grabando es peor. Entre ensayos, buscar locaciones, entrevistar actores y armar planes de rodaje han pasado la mitad de mis vacaciones y, probablemente, el resto de ellas. El horario a veces se vuelve asfixiante, los contratiempos están a la orden del día y el stress se vuelve tu compañero omnipresente. A pesar de todas estas cosas, cuando alguien me pregunta si me gusta lo que hago le respondo sonriendo: "Sip, no podría vivir de otra forma". Puede que sea el peor guionista y director de cine del mundo, es probable que como escritor me muera del hambre, lo cierto es que no podría vivir sin escribir y hacer cine. Amo lo que hago y si algún día tuviera que renunciar a ello... no sabría qué hacer con mi vida.

El famoso Bartleby y compañía -libro que cité en mi post pasado- plantea un dilema muy interesante. En esta obra Vila-Matas habla sobre los escritores que un día, sin motivo aparente, dejaron de escribir novelas ¿Algún razón para que ellos se alejaran del mundo de las letras?, muchísimas. Escritores que renuncian a escribir porque "ya todo está escrito", otro se cree un mueble, uno aprende ingles y se le complica la vida... en fin, hay decenas de casos y cada uno mas peculiar que otro. Lo que llama la atención de estos escritores llamados "Bartlebys" es que renunciaron a escribir deseando hacerlo vehemente.

Aunque las razones de los Bartlebys para huir de la escritura son muchas, la mayoría coincide en un mismo punto: todos aman la literatura y sienten que su obra no debe o merece ser escrita. No es cuestión de baja autoestima, mucho menos de poca confianza en si mismos; es algo que va más allá. Es tenerle tanto amor al género que se renuncia a él antes de entrar para no dañarlo. Si, al final, resulta que soy un fiasco como escritor, si mi obra no contribuye en nada a la humanidad, pero de igual forma se vende... ¿podría renunciar a ella por amor al género que me ayudó a vivir? Yo creo que sí. Siempre he pensado que la razón de ser de un escritor (y de cualquier profesión, desde ingeniero nuclear hasta barrendero) es ayudar a la gente. El día que mis letras y mis películas no ayuden a nadie, por más amor que le tenga a mi trabajo, desapareceré como un Bartleby. Dejaré de escribir por amor a la misma escritura y me sumiré en un eterno silencio por el bien de todos.

Este dilema no sólo se limita a los escritores o artistas, todo el mundo se ha visto en él alguna vez. Más de uno habrá conseguido el trabajo perfecto en una empresa que roba... ¿sería moralmente justo seguir con tu amado trabajo en una situación así? Sin ir muy lejos... ¿vale la pena amar a tu pareja, pero mantener una relación que no es debida o les hace daño? Podría cita muchos ejemplos, pero creo que ya captaron mi idea... ¿Es posible renunciar por amor a lo que se ama?, esa es una de las grandes preguntas que encierra Bartleby y compañía y, haciendo a un lado la ficción, nuestra vida. Y ustedes... ¿podrían renunciar?

martes, marzo 07, 2006

Una anécdota de Bartleby y compañía

¡Hola a todos! Para variar, aparezco y desaparezco del blog; lo importante es que no me he ido por mucho tiempo =p. Tenía muchos temas pendientes por escribir, pero decidí contarles una pequeña anécdota que leí hace poco en Bartleby y compañía, una novela de Enrique Vila-Matas (quien es, en mi opinión, uno de los mejores escritores españoles que existen). Sin más preámbulos, ahí les va...

Fanil, el protagonista de El vanidoso, tiene la piel y los músculos transparentes, tanto que se pueden ver los distintos órganos de su cuerpo, como encerrados en una vitrina. Fanil ama exhibirse y exhibir sus vísceras, recibe a los amigos en traje de baño, se asoma a la ventana con el torso desnudo; deja que todo el mundo pueda admirar el funcionamiento de sus órganos. Los dos pulmones se inflan como un soplido, el corazón late, las tripas se contorsionan lentamente, y él hace alarde de eso. "Pero siempre es así -escribe Wilcock-: cuando una persona tiene una peculiaridad, en vez de esconderla, hace alarde, y a veces llega a hacer de ella su razón de ser."

El cuento concluye diciéndonos que todo esto sucede hasta que llega un día en el que alguien el dice al vanidoso: "Oye, ¿qué es esta mancha blanca que tienes aquí, debajo de la tetilla? Antes no estaba." Y entonces se ve adónde van a parar las exhibiciones desagradables.

Bartleby y compañía,
Enrique Vila-Matas


... y ustedes, ¿conocen a alguien que sea como Fanil?

miércoles, marzo 01, 2006

Lo mejor del mes (febrero)

¡Hola a todos! Febrero, el dizque mes del amor, pasó volando. Entre corazones, lágrimas y amigos se fueron muriendo los 28 días del segundo mes del año. So, sin más dilaciones, aquí les dejo Lo mejor del mes de febrero.


*Mejor película en cartelera*

Crash
Dirigida por: Paul Haggis.
Escrita por: Paul Haggis (Million dollar baby).
Duración: 100 minutos.
Género: Drama.

Sinopsis:

Con un estilo parecido al de 21 gramos y Amores perros (historias de varios personajes que se cruzan en algún punto), Crash perfila como una de mis películas favoritas para el Oscar. El film cuenta la historia de varios personajes cuyas vidas terminan ligándose en un punto -de manera dramática, vale la pena acotar-, cambiando el rumbo de los mismos, para siempre. Todas las historias son totalmente distintas; se tocan temas como el racismo, el abuso de poder, los prejuicios, el amor y la moral. Dichos tópicos se entrelazan de una manera sublime -gracias a nuestro amigo el Destino, esta vez encarnado en la pluma de Paul Haggis- y crean una sinfonía conmovedora llamada Crash. Una película aleccionadora que le ensañará a cada uno de sus espectadores una que otra cosa sobre la vida.


*Mejor película en DVD*

Solaris
Dirigida por: Steven Soderbergh (Traffic, Ocean's eleven, Ocean's twelve, Erin Brockovich).
Escrita por: Steven Soderberg basado en la novela de Stanislaw Lem.
Duración: 99 minutos.
Género: Ciencia ficción - Drama

Sinopsis:

En el año 20XX, Kelvin (George Clooney) es un psiquiatra, viudo, cuya vida transcurre en absoluta normalidad y que todavía no termina de superar la muerte de su gran amor. Un día, recibe el mensaje de un amigo que está en una estación espacial que se encuentra en la órbita de un nuevo planeta llamado Solaris. Su amigo le pide que vaya hasta la estación espacial, ya que están sucediendo cosas extrañas en ella. Kelvin acepta la misión y al llegar a la nave comienza a ser víctima de estos extraños sucesos. Misteriosamente, su esposa muerta aparece en la nave como un tripulante más y Kelvin comienza a descubrir el misterio que envuelve este enigmático planeta. Lejos de ser una película de ciencia ficción, Solaris es una de las metáforas más extrañas que he visto sobre el amor. El film explora ese sentimiento desde un punto de vista muy... original, usando una historia rara y un poco compleja, pero que sirve de telón para demostrarnos hasta que punto estamos dispuestos a llegar sólo por amar a alguien.


*Mejor libro*

Orgullo y prejuicio, Jane Austen

Cuando leí Un cuarto propio, de Virginia Woolf, noté que hablaba muy bien de Jane Austen (por ser, según ella, la primera escritora que marcó un hito en la historia; además, habló de Orgullo y prejuicio como una de las obras más importantes en la literatura femenina del mundo). Fueron tan buenos los argumentos que Virginia Woolf usó para hablar de Jane Austen que, una vez que terminé de leer Un cuarto propio, salí a comprar Orgullo y prejuicio. La propaganda de Woolf junto al próximo estreno de la película de dicho libro fueron los motores que me movieron a leerlo. A primera vista, la novela asusta: una obra de más de 400 páginas y publicada en 1815 es algo que a cualquiera le sonaría a aburrimiento total. Contrario a lo que esperaba, Orgullo y prejuicio resultó ser una novela excelente. El ritmo con que está escrita es realmente envidiable. No es pesada, de hecho, uno puede leerla de un tirón y no se cansa. La historia está plagada de ironías sobre la sociedad de aquella época y de personajes muy carismáticos que terminan atándote a la novela sin que des cuenta. Los dilemas que plantea Austen en su obra son excelentes y, aunque suene extraño, la novela no es para nada cursi. Otro bonus, que posee Orgullo y prejuicio es que la protagonista, llamada Lizzy, son de estos personajes entrañables que uno nunca podría olvidar. De hecho, desde que leí la novela, descubrí que Lizzy es mi tipo de mujer perfecta y las chicas que la lean podrán verse reflejada o aprender un poco de ella.

PD: Si alguna de mis lectoras se parece a Lizzy, no duden en contactarme para concertar una cita romántica. Prometo conquistarlas mejor que Darcy o Bingley =p.

domingo, febrero 26, 2006

Reflexión de la semana: 26/02

"Nuestro paso por la vida está profusamente sembrado de tan tristes memorias, a las que acudimos con melancolía siempre que nos resulta imposible hallar el modo de afrontar con coraje nuestra labor entre los vivos."
James Joyce, Dublineses

miércoles, febrero 22, 2006

Ya pasó un mes...

¡Hola a todos! Increíble pero cierto, ya terminé de escribir Suicidios C.A. Muchísimas gracias a toda la gente que me ha apoyado con este proyecto y a ustedes, mis fieles lectores, por darme ánimos con sus comentarios. Sólo espero poder retribuirles tanto apoyo subiendo, algún día, en internet éste y mi primer cortometraje para que todos lo vean. Así conocerán cual es el motivo de mis prolongadas ausencias por estos lados... En teoría, espero empezar -y terminar, si Dios quiere- de filmar en estas vacaciones. Todo depende de como salgan las cosas y de los obstáculos que tenga.

Sabemos que "el tiempo pasa volando", pero sólo en situaciones como ésta se puede apreciar la verdadera rapidez del mismo. Ya pasó un mes desde la muerte de mi abuela y los días pasaron en un abrir y cerrar de ojos. Parece que fue ayer cuando estaba en la funeraria velándola y, sin darme cuenta, resulta que ahora estoy sentado frente a mi computadora escribiendo este post ¿Cómo podría resumir lo que ha sucedido en este mes?, está difícil esa pregunta. Las cosas han sido muy agitadas para mí y justo cuando más quería detenerme, me tocó seguir adelante. Obligaciones como terminar la universidad, escribir el guión y apoyar a mi familia, me han ayudado, de forma indirecta, a sobrellevar el dolor.

Aunque todo ha vuelto a la "normalidad", todavía no me acostumbro al día a día. Los lugares, la gente, la comida: todo sigue igual, pero hay algo extraño en el ambiente. Es raro ver como pierdes a un ser querido y al día siguiente tienes que levantarte y seguir con tu rutina como si nada hubiese sucedido. Para bien o para mal, el tiempo no se detiene cuando pierdes a alguien: el sol sigue saliendo, los profesores te miran igual, tus amigos cumplen años y todo parece marchar como si nada hubiese cambiado. Uno puede sentirse solo, estancado y perdido, pero la vida te obliga a seguir adelante. Así, empujado por responsabilidades y sin que uno se dé cuenta, volvemos a entrar en la rutina. Lo que nos aturde es que nos levantamos a la misma hora, hacemos lo de siempre y, aunque todo parezca igual, siempre habrá algo diferente: un algo que nunca podrémos cambiar. Al principio parece insoportable, ese aire extraño en el ambiente nos aturde y persigue, pero poco a poco empezamos a lidiar con él, hasta convertirlo en parte de nuestra vida. De esta forma, esa grieta oscura e insondable que se abre en nuestra alma, poco a poco se va convirtiendo en una cicatriz con la cual aprendemos a vivir...

Todos estamos concientes de lo sorpresiva de la muerte y, aunque nadie quiere que le llegue su hora, lo cierto es que la parca está allí: esperándonos en 5 segundos o 50 años. Sí, es aterrador verlo de esa forma, pero así es la vida. Algún día moriremos y el mundo no se parará por esto. La vida es efímera y sólo cuando perdemos a alguien nos damos cuenta de dicha realidad. De más está decirles que vivan cada día como si fuese el último, como bien dijo el poeta: La muerte es la máxima libertad y, al mismo tiempo, la máxima prisión.

sábado, febrero 18, 2006

domingo, febrero 12, 2006

El fin del mundo en fotos

¡Hola a todos! Por fin, ya estoy libre. Sólo tengo que ir a la universidad una vez más, a firmar una nota, y au revoir a los estudios hasta el 3 de abril -si, soy un suertudo. Ese mes y algo de vacaciones no será para vaguear, pues filmaré mi segundo cortometraje. Ya me falta poco para terminar el guión, así que estas vacaciones serán dedicadas al corto y al blog. Por cierto, muchas gracias a la gente que se tomó la molestia de contestar mis 25 preguntas -o parte de ellas-; la próxima vez intentaré hacer 15 o 10 a ver si todos se animan a responder. Ahora, dejando el protocolo a un lado, entremos en materia...

Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a la exposición de The world press photo 05. La muestras consistía en varias fotos, tomadas por periodistas, sobre distintos temas -deportes, conflictos bélicos, la problemática en algún país, entre otros. En ellas, además de observar magníficas composiciones, podemos ver muchísimos matices de nuestro convulsionante planeta: competencias de natación, un show de travestís en Cuba, un niño molesto por llegar de cuarto lugar, una hermosa aurora boreal, una invasión de langostas y los horrores de la guerra. Así, en una simple muestra de fotos, podemos tener una visión global de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Todos sabemos que hay hambre en algunos países, que hay guerras en otros y que muchas personas son maltratadas a diario; pero nunca será lo mismo saber que ver, por eso acá les dejo un par de fotos de la exposición. Son imágenes fuertes, lamentablemente, así es nuestro mundo y sólo al observar este tipo de cosas es que uno puede llegar a sensibilizarse. En mi opinión, el fin del mundo -lejos de ser un cataclismo, un meteorito o un estallido nuclear- es nuestro día a día. La indiferencia de todos por lo que sucede a nuestro alrededor es el gatillo que a diario le quita la vida a cientos de personas...



















































Esta pequeño demo de la muestra no es nada comparado con la exposición completa. Sólo me queda invitar a la gente que viva en Caracas para que vayan al Trasnocho -ubicado en el Centro Comercial Paseo las Mercedes- y vean la muestra de The world press photo 05. El mundo no es únicamente dolor y sufrimiento, también hay cosas lindas como el amor y la bondad. Lo que nadie puede negar es que, hoy en día, lo que predominan son las malas noticias. Muerte, dolor y sufrimiento inundan nuestros noticieros y periódicos. ¿Quién tiene la culpa?, varios podrían dar una lista enorme de nombres. Lo cierto es que nadie tiene la culpa, pues la responsabilidad del mundo es de todos. Hay algo peor que la maldad y el odio, eso es La indiferencia, y gracias a ella es que suceden este tipo de cosas. Mientras que todos estemos enfrascados en la rutina, pendientes de nuestros asuntos e ignorando a los demás, cosas como estas serán nuestro día a día... así el mundo llegará a su final y, probablemente, estaremos tan ocupados de nuestros asuntos que nadie lo notará.