martes, junio 20, 2006

¡Lee! Tercer reporte de lecturas

¡Hola a todos! Una vez más, rindo cuentas ante ustedes. Hace 3 meses me embarqué en el reto que propuso mi amigo Alex de leer 50 libros al año; hoy, estando a un cuarto del recorrido, me doy cuenta de lo difícil que será llegar a la meta. Si fuese por mí, leería 100 libros al año, pero la universidad y otras ocupaciones me quitan demasiado tiempo. Hasta ahora voy un poco atrasado con las cuentas, pero no pienso atosigarme ni apurarme ningún libro. Tengo la facilidad de leer corrido por mucho tiempo hasta que por alguna razón deba separarme de la novela, pero tengo la dificultad de no poseer el tiempo para sumergirme en sus páginas. En fin, sea cuesta arriba o no, haré todo lo humanamente posible por superar este reto. Como siempre, invito a todos a que se unan a esta noble causa, no importa que su meta sea 10 o 20 novelas al año, lo que vale son las ganas de alcanzar -y de ser posible, superar- las lecturas que realizamos habitualmente. Para concluir, he decidido agregar una sección de comentarios al reporte -pues ya varias personas me lo habían recomendado- para ver si alguno se anima a leer algún título de los que ya he leído.


Libros leídos: 17/50 (Reto tentativo, pues el próximo mes cambiaré los parámetros de la meta)

El señor de las moscas - William Golding
El viejo y el mar - Ernest Hemingway
Dublineses - James Joyce
La máquina del tiempo - H.G. Wells
Orgullo y prejuicio - Jane Austen
Amuleto - Roberto Bolaño
Bartleby y Compañía - Enrique Vila-Matas
Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick
Fausto - Johann Wolfgang Goethe
1984 - George Orwell
Aura - Carlos Fuentes
Los cachorros - Mario Vargas Llosa
La luna de Fausto - Francisco Herrera Luque
Adiós al siglo XX - Eugenio Montejo
El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte
Soldados de Salamina - Javier Cercas
Con la urbe al cuello - Karl Krispin


Libros en proceso de lectura: 2 (Leo un poemario y una novela a la vez)

La importancia de llamarse Ernesto - Oscar Wilde
Los heraldos negros - Cesar Vallejo (con mi ritmo de "un poema al día", todavía me quedan páginas)


Últimas adquisiciones:

Con la urbe al cuello - Karl Krispin
El conde de Montecristo - Alejandro Dumas
Los tres mosqueteros - Alejandro Dumas
El juego de los abalorios - Hermann Hesse
El péndulo de Foucault - Umberto Eco
Selected Poems - Walt Whitman


Me gustaría leer:

El reino de este mundo - Alejo Carpentier
El abanico de Lady Windermere - Oscar Wilde


Comentarios:

Por razones obvias no escribiré ningún comentario sobre los siguientes títulos:

El señor de las moscas – William Golding (Mejor libro del mes de enero)
Orgullo y prejuicio - Jane Austen (Mejor libro del mes de febrero)
Bartleby y Compañía - Enrique Vila-Matas (Mejor libro del mes de marzo)
1984 - George Orwell (Mejor libro del mes de abril)
El club Dumas - Arturo Pérez-Reverte (Mejor libro del mes de mayo)

Sobre los otros que he leído:

El viejo y el mar - Ernest Hemingway: Para muchos, una de las mejores novelas de Hemingway; hasta ahora, es lo único que he leído de él. Me gustó mucho, pero presumo que debe tener mejores.

Dublineses – James Joyce: Esta recopilación de pequeños cuentos –o pedazos de realidad-, buscan mostrarnos como vivían los dublineses a principios del siglo XX. Aunque los cuentos no poseen una trama muy atractiva, están tan bien escritos que es una delicia leerlos… Creo que cualquiera que se aventure a leer el Ulises de Joyce, debería comenzar con Dublineses.

La máquina del tiempo - H.G. Wells: Un libro muy entretenido y relajado; ideal para desintoxicarse. No es ciencia ficción pura, como casi todo Wells, el libro tiene sus momentos metafísicos que adornan las aventuras del viajero del tiempo.

Amuleto - Roberto Bolaño: Una de las pequeñas novelas de Bolaño que ha sido menospreciada. Basada en un hecho real, la historia habla de una mujer que se queda encerrada en un baño de mujeres de una universidad en México, mientras que ésta es tomada por los militares asesinando a decenas de estudiantes. Pareciera un relato simple, pero Bolaño trata el tema como si la mujer pudiese proyectarse en el tiempo y viajar al pasado, presente y futuro dentro del cubículo del baño. Una propuesta muy interesante que vale la pena leer.

Los clanes de la luna Alfana - Philip K. Dick: En un futuro no muy lejano, cientos de enfermos mentales son enviados a una luna cercana a la tierra para recibir tratamiento psiquiátrico. Con el pasar de las décadas, la estación pierde contacto con la tierra y los desequilibrados terminan formando su propia sociedad. Así, los paranoicos son la clase gobernante, los esquizofrénicos son artistas y líderes religiosos, los maniaco-depresivos son filósofos, entre otros. Es un relato inteligente y ameno donde Dick nos demuestra que, muchas veces, los más locos son los más cuerdos y lo delgada que es la frontera entre la sanidad mental y la locura. Gracias a esta novela me enganche con este excelente autor y me parece una de las mejores para comenzar a leerlo.

Quedan pendientes por comentar: (Para no aburrirlos y tener algo para escribir la próxima entrega =p)

Fausto - Johann Wolfgang Goethe
Aura - Carlos Fuentes
Los cachorros - Mario Vargas Llosa
La luna de Fausto - Francisco Herrera Luque
Adiós al siglo XX - Eugenio Montejo
Soldados de Salamina - Javier Cercas
Con la urbe al cuello - Karl Krispin

13 comentarios:

protheus dijo...

La aventura de leer es más grande que cualquier viaje emprendido antes.

Yole dijo...

wow...
Excelente
por demas esta decir que tienes un gusto exquisito en la lectura.
Ojalá tuviera el tiempo suficiente para leer mas, a mi tambien me gusta.

Lycette Scott dijo...

El viejo y el mar es sencillamente excelente

freddy dijo...

Ehhhh siii esteee... bueno no soy muy fan de la literatura, pero de pana que este chamo si que lee!

Sirittta dijo...

holaaa, gracias por tu visita... insisto recomiendo "el psicoanalista" de John Katzenbach... saludos!

mra0923 dijo...

bueno luis como sabras ya estoy entrando en la recta final asi q lo q menos tengo tiempo es de leer. pero pronto muy pronto espero retomar el ritmo de lectura como dios manda.
asi q animo, y la leer es lo es xDDD

akane dijo...

yo kiero leer el libro que me prometiste me enviarias ;__;, me llamo la atencion uno ke, mientras pasaba por una libreria vi, entre y lei, el Psicoanalista de john katzenbach, pero como ya te conte una vez, mis padres no son fanaticos de comprar nada que satisfaga mi intelecto xD.

;__; sigo esperando tu libro para LEER xD.

te kiero niño n.n gracias x tu apoxo moral! sabes que tbm estoy aki para ti ! a cualkier hora n.n

te kierooo
byeee

Aleiex dijo...

perra! ya lee -el conde de montecristo- y -los tres mosqueteros- XD

Javier dijo...

Que disfrutes tus lecturas como se disfruta un buen plato de comida o una noche de amor con la mujer que nos roba los pensamientos.

Te recomiendo los siguientes autores:
Hermann Hesse
Maximo Gorki
Isaac Asimov
JJ Benitez
Paulo Coelho

Y las siguientes novelas (ya las debes haber leido pues son clasicos)
- Mene
- Lanzas Coloradas
- Doña Barbara
- Caballo de Troya

Saludos pana :)

anita dijo...

Hola Luis:
Llegué a tu página por google, buscando no me acuerdo qué. Lamentablemente, no se puede agregar ningún comentario en tus apuntes sobre Sabato, lo cual lamento mucho, porque tengo cosas para decir y decirlas aquí -bajo un título con otro nombre- no tiene mucho sentido. Pero bueno...Me parece que en tu comentario sobre Sabato pecaste mucho de prejuicioso. Está bien, se recontra sabe que los medios eligen lo más comercial... Lo más extraño es que uses, vos mismo, las versiones que te dan los medios (¡como si fueran la mera mera verdad!) para criticarlos. Si estudias periodismo, sabes que existen las palabras "Según tal,...."
Paso a comentarte tus errores:
-Sabato está "casi ciego": Falso. Sabato ve muy bien para la edad que tiene. SEGUN los medios y el mismo Sabato, su vista corría peligro, pero nada más. Suelo sentarme con él y lee letras realmente chicas (por supuesto que no todas), algo realmente asombroso para su edad.
-Sabato se dedica a la pintura: FALSO. Sabato ya no pinta.
-Sabato vive "en un pueblito"... Sabato no vive en un pueblo, vive en la Provincia de Buenos Aires...La más poblada de mi país...Está a sólo veinte cuadras de la capital federal (esto es, casi 2 kilometros, veinte minutos a pie) en un lugar con avenidas, negocios, gente... Eso sí, es un lugar pobre, nadie lo niega. ¡Pero casi todo el Gran Buenos Aires es pobre!
-Decís que nadie lo homenajeó en vida! FALSO! Aquí y en todo el mundo se lo viene homenajeando en vida desde hace más de veinte años! El caso más paradigmático y reciente, fue en el Congreso de la Lengua, donde yo he estado, donde se le realizó un homenaje que lo agotó en lagrimas y lo hizo tambalear un aplauso sostenido de -mínimo- cuatro minutos. Sin contar otros sucesos...El mismo Ernesto hizo todo lo posible para ser un mito viviente.
Puede ser que en tu país no se lo recuerde, pero no hay que generalizar.
Cariños
A

anita dijo...

Por qué anulaste mi comentario? No te interesa saber la verdad sobre Sabato? O es envidia? Siento mucho tu actitud, ni siquiera sabés quién soy. Ya sé que vas a anular este mensaje. Criticaria (en el sentido de debate respetuoso) tu nota en mi blog, pero si me tratás así, no creo que siquiera eso valga la pena.
Hasta siempre y que dios -si existe- te ayude.

anita dijo...

Perdón, habia vuelvo a la pagina y no se veía mi comentario, debe haber sido un problema del servidor. Me parecía bastante tonto no debatir. Lamento el malentendido.
Saludos,
A

Qx dijo...

¡Épale, Luis! Vaya que eres ambicioso, con lo de la lista de libros por leer.

Todos los días, cuando me levanto, tengo frente a mí la biblioteca, y en una de sus esquinas, informalmente apilados, los libros que están "en cola" para leer... ¡Y no quieras saber la angustia que eso produce! Ni hablar de hacer una lista, con todos los nombres allí, esperando ser tachados... No, no podría.

Está por demás interesante tu heterogénea relación de leídos. Coincido en algunos: sufrí con 1984, adoré El señor de las moscas, Los cachorros me envició de V. Llosa... Lo más dramático —quizá te pase— es que un libro puede llamar a otro, hacerte cambiar el rumbo, y dar al traste con la tranquilizadora planificación. El laberinto que se crea es infinito, adictivo, único.

Sólo te pido que, mientras te pierdes en él, dejes las consabidas migas de pan en el camino, en forma de reseñas... Te llamo como testigo de que he tratado de hacer lo mismo...

Saludos.