martes, agosto 09, 2005

La amistad, los noviazgos y otros títulos

Por vez número mil, tarde pero seguro, he vuelto. Después de haber pasado por un par de celebraciones pos-cumpleaños y una semana llena de bodas, aquí estoy. En tiempo de ausencia he conseguido un par de temas para hablar, entre ellos, están los "títulos" del noviazgo y el matrimonio.

Cuando analizamos en frío la conducta humana, podemos ver que todas las relaciones y demás "compromisos" están basados en actos meramente simbólicos. Empezando por el dinero, pasando por la amistad y terminando en el matrimonio; todo en esta vida es netamente representativo. Tú casa te pertenece sólo porque un "papel" así lo dice, lo mismo con el "título" de estudiante cuando te gradúas y ni hablar de la cedula de identidad. Nacemos y lo primero que hacen es sacarnos la partida de nacimiento; de igual forma, al morir, inclusive, antes de enterrar alguien, primero se debe sacar la bendita acta de defunción. Como podrán ver, no hay que ser muy erudito para darse cuenta que todo en esta vida empieza y termina con un papel... si hablamos en el marco legal, claro está.

Alejándonos un poco del ámbito del "papel", todas las relaciones básicas de los seres humanos -véase la amistad, el noviazgo y el matrimonio- están basadas en promesas, en contratos simbólicos que se firman mediante la palabra y sólo se hacen validos con las acciones. El problema radica en que hemos puesto el título por encima de la actitud; todo gracias a esa necesidad enfermiza de los humanos por poseer; por ese deseo malsano de poder usar el adjetivo posesivo "mío" antes del título que se le asigne a un ser querido. Es precisamente el bendito "título" el que daña las relaciones y corrompe los cimientos de lo único que es puro en los seres humanos: los sentimientos.

Dos personas pueden amarse hasta la medula, caminar agarrados de manos, imaginar una vida juntos, pero aún así no son nada hasta que alguno de los dos pronuncie las palabras mágicas: ¿Quieres ser mi novia? -y cito el ejemplo en femenino por ese cliché barato de que el chico debe hacer siempre la famosa propuesta-. ¿Acaso el título de novios es realmente necesario para que dos personas se amen y sean felices?, no lo creo. Además, el problema no radica en si se otorga o no un título a una relación, total, ser novios es una actitud; la cuestión está en que, la mayoría de las veces, le dejamos todo al título. Sin ir muy lejos, todos nos hemos dado cuenta como al principio de una relación las dos personas dan lo mejor de si, basta que sean novios, que todo se "consolide", para que bajen la guardia y dejen el romance a un lado.

Sin darnos cuenta, en la mayoría de las relaciones, le hemos dejado todo al título. Una vez que obtenemos el tan preciado adjetivo posesivo sobre nuestros seres queridos, nos olvidamos de ellos dando por sentado que "el ya sabe que es mi amigo y que lo quiero". El peor de los casos es cuando se mantienen las relaciones por el famoso titulito; esas típicas historias de "llevo varios años con mi novio y ya no puedo dejarlo". Aún más nefastas son esas amistades que duran años por costumbre, más que por méritos.

No sigamos viviendo entre títulos, empecemos a portarnos como amigos y novios de verdad. Recordemos que todo en esta vida, más allá del compromiso, es cuestión de actitud. Seamos merecedores de los títulos que nos han otorgado y, lo más importante, correspondamos el cariño y las responsabilidades que acarrea el ser amigo o pareja de alguien.

"El poseer no existe, existe solamente ser" Franz Kafka

11 comentarios:

Johanna_MB dijo...

Muy lindo el post, te quedo bastante original...
...si tienes razón a veces tener el titulo es lo que deseamos y luego la verdadera razón no existe, y terminamos por alejar lo que realmente hizo capaz la unión..

Tal vez vivamos por tener un algo, pero es que si te fijas, tus metas sueños etc, van ajuro por un titulo, claro esta, que no te emociones por lo superficial del titulo, sino por lo que te produce ser aquello que eres...

Si lo vez por mi punto de vista, pienso mas que todo, que no todos somos iguales, no todos tenemos ese proposito, unos que otros si desean mas que nada tener aquel llamado "mio" no por sentirse grande, sino porque sencillamente justamente las leyes son las que te hacen ser asi... si lo dices por el otro lado( sentimental), es verdad un titulo no hace falta para querer a alguien, solo esta la voluntad, si lo dices asi "yo quiero a alguien, y no espero nada de esa persona, solo que sea feliz junto con mi compañia, mas nada" y e de alli a alguien que no espera titulos, reglas, leyes ni nada..

La verdadera capacidad que querer, es aquella que pisotea cualquier ley, regla etc... ve de ello las peliculas que luchan y luchan por lo que desean hasta poder quedar juntos, es más que todo una enseñanza como "lucha por tus sentimientos a como de lugar y nunca te rindas"... si las personas vieran el amor, el cariño etc, mas alla de lo "posedor" se viviria en todas sus expresion letras, la palabra "amor"...

Pero como vivimos en un sitio de titulos. como ejemplo: y me incluyo
no hay nada mejor que llegar a casarte, en mi caso "vestirme de blanco" con la persona que sera aquella que amare y respectare, tal vez, si " la tipica que todas dicen" pero tal vez una lo diga con más emocion con la otra.

O llegar a contarle a tus hijos, "el novio que tuve que mas quize fue fulano", esos titulos no son solo, parte de... un algo, tambien son aquellas que fortalecen a los jovenes a adentrarse a una gran amistad, noviazgo y matrimonio, y quien sabe que más... ya que "los titulos"... aunque no lo crean son el sueño de más de uno, y no puedes negarlo...

Te quedo lindo el post XD otro mas como ese, y te dejo horas sin dormir por lo tan bueno q te quedo

tq bye

Anónimo dijo...

KIRIPO: estoy totalmente de acuerdo, creo que el ser humano debería aferrarse a ese concepto de vivir sin títulos, deberiamos saber que no es más que papel lo que nos une para los ojos de los demas, pero que es mucho más para nosotros y los nuestros.

valentina virtual dijo...

que lindo post..me gusto!

Gre dijo...

+Oficialmente si... Me gusta escribir. Ahora el post...

Vivimos de titulos y etiquetas, es una necesidad de los humanos desde que el mundo es mundo esa de ponerle nombre a todo y achacarle un concepto y un titulo a todo lo que nos rodea, en especial a esas cosas intangibles que no son comparables o medibles. Pero a veces los titulitos ayuda a definirnos un poco y a darnos autocontrol.

besos

Karen dijo...

Luis, que weno que volviste, ya se te extra~aba. Interesante tu post, como siempre lo son ^__^. Esos titulos si que son muy importantes, pero siempre le vamos a buscar una clasificacion a cualquier cosa en nuestras vidas para poder evaluarlos y encontrar su valor. saludillos

Aleiex dijo...

Cielos luis, esta vez no me he identificado con tu post, tal vez porque eso de los títulos no me gusta. Algo que me ha llamado la atención es eso de -empecemos a portarnos como amigos y novios de verdad- ya era hora que alguien lo escribiera n__n


Saludillos !

NOlo dijo...

totalmente de acuerdo contigo luis, siempre he pensado igual al respecto y me pasó que en una ocasión el puro titulo arruinó mi relación con alguien, es una reverenda estupidez, todo se puede hacer sin un titulo, igual supongo que el casarse es un tramite, no creo que por estar casado con alguien acabes amandolo mas que antes, no se deberían marcar las etapas tanto por esas cosas burocraticas...

saludos pequeño!

Anónimo dijo...

Pues commo que le tiras a ser muy culto, y probablemente lo seas la verdad y te respeto. Me molesta mucho cuando alguien con una idea equivocada por no decir estupida me contradice, y por mas que le muestro pruebas no lo comprende. Pero me gustaria que te pusieras a pensar, si alguna vez has tenido novia, que no cambiarias por volver a vivir ese momento en que te le declaraste y te dijo que si.
Con velas o una carta romantica o lo que le hayas dado. O eres simplemente un resignado amoroso, alguien que ya perdio toda esperanza, y quien simplemente tiene o sueña con tener una novia que tambien es una resignada, y qye perdio toda esperanza del amor por su manera de ser o pensar, y simplemente se encontraron los dos, y finalmente se hicieron novios sin tantos clichés, pero a fin de cuentas novios, aunque no quieran usar ese termino y hayan firmado papeles imaginarios.

LuisBond dijo...

Interesante respuesta, me gustaría saber quién eres. En fin, no tengo novia y hasta ahora no he tenido -ni pretendo tener- ninguna que deje el cliché del título al lado.

Con este post no pretendo atacar los títulos, de hecho, soy de los románticos que escriben cartas y hacen algo distinto cada aniversario; mi punto es que muchas veces se coloca el título por encima de una relación.

Siempre he dicho que ser novios es más una actitud que un título y el problema está en que la gente muchas veces olvida eso. Por eso, en mi opinión, es que suceden cosas como las traiciones, porque las personas que engañan lo ven como "acabar" con un título y no como acabar, de una vez por todas, con todo lo que la relación de "novios" significa.

La gente siempre tiende a traicionar el título porque se acostumbra a verlo en vez de ver lo que éste implica.

Me gustaría saber quién eres y, sobre todo, saber si me explique bien =p porque muchas veces mal interpretan algunos post que hago y siempre me quedo sin poder dar explicaciones al respecto.

akane dijo...

u_u pues dado el caso yo soy la tipica niña que espera que se le declaren XD, porque..yo no voy a hacerlo XD. jajaja, esa es una formalidad...que para mi tiene relativa importancia...Pero esta formalidad no me separa de alguien porque " nah es mi amigo, y lo kiero, o es mi novio y el lo sabe etc" sino que ( en mi caso)me une mas para demostrarlo, para que vea que es cierto...jajaja tu me conoces! XD sabes ke estos temas y yo no cuadramos bien.

Akapella dijo...

Está bueno tu pensamiento, yo también he pensado en ello.

Y sobre todo que más allá de título, todo es identificado, analizado, y materializable.

Con lo de la declaración, pienso que no se debería analizar quién es el que debe decidir, o quien le dice a quién... creo que no debería tener importancia si uno de los dos lo dice.

saludos.